SL 3-2 QRO | Ganó el futbol

Foto: Isaac Ortíz | Mexsport


Dicen por ahí que los clásicos se no se juegan, se ganan. Pero nada mejor que una bofetada con guante blanco a esta premisa, es decir que los clásicos se juegan y se ganan. Este nuevo episodio de la rivalidad añeja entre potosinos y queretanos tuvo todo lo que concierne al futbol, entre ello a un ganador que jugó y ganó.

Un empate hubiera sido justo para ambos equipos, pero como el hubiera no existe había que darle un giro a la historia. Las derrotas nunca saben, no para los derrotados; pero quién puede hablar de un perdedor cuando a los aficionados se les obsequió un verdadero festín futbolístico en la cancha; un auténtico sentido al balón.

  • 3San Luis
  • 2Querétaro
San Luis: Lozano; Ponce, Hernández, Sánchez, Alcántar; Medina (González 67´), Correa, de la Torre, Aguirre; Lojero (Arce 60´), Arroyo (Castillo 75´). DT Ignacio Ambriz


Querétaro: Bossio; Aceves, Beltrán, Valdéz, Altamirano; Velasco (Gómez 85´), López (Cárdenas 70´), Mendoza, Nava; Blanco (Orteman 75´), Romo. DT Ángel David Comizzo
Goles: 1-0 Medina (1′), 1-1 Nava (14´), 1-2 Blanco (32´), 2-2 Arroyo (36´), 3-2 González (80´).
Árbitro: Roberto García Orozco. Expulsó con roja directa a Amaury Ponce por dura entrada contra Orteman.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 12 efectuado en el estadio Alfonso Lastras.

San Luis ganó y Querétaro perdió, resultado que debe ser canalizado a las estadísticas pero sería injusto encerrarlo en el baúl del olvido. Gladiadores y Gallos Blancos dieron un primer tiempo de ensueño; en si un partido digno de imponer a los escépticos del futbol. Para los ateos de esta religión deportiva este partido pudo llevarlos a encontrar una creencia.

Hubo llegadas a granel y el balón rodó en cada espacio. Tiros, postes, atajadas. Faltas, tarjetas, coraje. El ancho de la cancha se quedó corto para dos equipos que en ningún momento bajaron los brazos y buscaron el triunfo a como diera lugar. Al final, la tragedia le jugó chueco a Querétaro impidiéndole encontrar el empate con un balón que se fue cruzando como fino ladrón la portería.

Tal suerte emanada trágicamente revistió el triunfo de San Luis con la etiqueta de hazaña epopeyica, pues ante la expulsión de Ponce los Gladiadores curaron la herida con el gol de la victoria vía González. Así vencen los ganadores, así pierden los honrosos derrotados: vive y deja morir. Para resumir el partido, retomemos un viejo proverbio chino: “da gracias a tu enemigo por el tiempo y la batalla dados. Hónralo con la muerte, hónrale la lucha”.

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web