Lee también   #MientocomoRecord, quien tiene razón ¿Los jugadores o la prensa?