La firma de Donizete falsificada por Tigres y sus consecuencias

Historia de la firma de Donizete falsificada por Tigres y sus consecuencias.

¿Qué es un contrato? El diccionario lo define como un acuerdo legal que no se puede romper. Ahora que sabemos eso, un contrato en el futbol liga a un jugador con alguna entidad futbolística por una cantidad de tiempo determinado. Tiene clausulas, a veces por logros, a veces para proteger al club en lo económico y a veces para proteger al jugador. Lo firman ambas partes y se guarda en la bodega hasta que llega el momento de renegociarlo.

Pero a veces se hace trampa con el contrato, y esto obliga a que vengan instancias superiores para analizar profundamente las cuestiones. En México ya se han dado casos de contratos mal hechos y algunos hasta falsos, siendo Tigres uno de los equipos más conocidos por practicar tales artimañas (Véase el caso de Pulido y la firma supuestamente falsa)

Hoy, en otro caso para la Costra Nostra del futbol mexicano, recordamos el caso de Donizete y los Tigres. Había un contrato firmado de por medio, pero resulta que la firma no la puso el jugador.

firma de Donizete falsificada por Tigres

La leyenda de la pantera.

Osmar Donizete Cândido fue un futbolista brasileño de los noventas que jugaba como delantero por derecha, recordado por su paso con Tecos, dónde fue campeón y anotó el gol que dio la Copa a los universitarios.

En 1995 salió de Tecos para probar suerte en Brasil, Japón y Portugal. Para el torneo Invierno 1999 regresó a México para jugar con Tigres, aunque el Celaya también estaba interesado en él, todo parecía indicar que sería el nuevo jugador de los cajeteros, pero el 14 de enero, último día para registrar fichajes (el torneo inició el 15 de ese mes), resultó que Tigres ganó la puja por el brasileño y lo registró como suyo en compra definitiva por 3 millones de dólares. Pareciera cualquier historia de Fichajes que se caen, pero sin duda esta tendría grandes repercusiones.

Comienzan las acusaciones.

Enrique Fernández era el presidente del equipo Celaya, y casi de inmediato comenzó a alegar por la contratación sospechosa, señalando a La Jornada que en diciembre de 1999, el brasileño firmó un convenio de trabajo para jugar con el Celaya durante el Verano 2000. Su inconformidad fue tanta que la FMF nombró una comisión para revisar el caso, integrada por Rafael Lebrija, presidente del Toluca; Javier Jiménez Espriú, de los Pumas, y Alberto de la Torre, del Atlas.

Otro interesado en el caso era Guillermo Lara, quien como informó Agustín Arreola del Universal el 18 de Febrero, estaba interesado en el fichaje de Donizete por el Celaya, ya que eso le garantizaría 25% del coste de la operación. Pero el fichaje con Tigres lo marginó de esa ganancia y entonces comenzó a filtar imágenes de los contratos de Donizete, a través del periodista Sergio Oria Tovar.

En ese entonces Enrique Borja era el presidente de la FMF, pero también era presidente de Tigres, lo cual hacía a muchos periodistas sospechar de algo ilícito solapado por el dirigente. Él mismo salió a decir que no había nada raro en el caso de Donizete, y aprobó a Vucetich el ponerlo a jugar.

Donizete hizo su debut con tigres los últimos 32 minutos del partido de la fecha 4 ante el Guadalajara, que terminó en derrota 1-0, después jugó en los siguientes tres encuentros, que fueron victorias de Tigres sobre Atlante (3-1), Toluca (2-1) y Monterrey. Esta última fue una goleada 6-3 en el Tecnológico el 26 de Febrero, con gol de La Pantera incluido. 26 de Febrero, recuerden esta fecha.

Se descubre la verdad.

enrique-borja

El 23 de Febrero de 2000, la comisión destinada a revisar el caso llegó a una conclusión. Un experto en el análisis de firmas determinó que fue falsificada por alguien de Tigres.

Rafael Lebrija, entonces presidente de la primera división, dijo en conferencia de prensa que la firma era: “falsa, y por ende el documento que la contiene es apócrifo”. La conclusión de los peritos consultados fue que la firma de Donizete se copió de un contrato que registraron los Tecos de la UAG el 10 de agosto de 1994, y que está en la secretarí­a general de la Federación Mexicana de Futbol.

De esta forma, alguien en la FMF ayudó a los Tigres para registrar indebidamente al brasileño. Lebrija dijo que no podía “acusar a nadie”, pero que el documento pudo haber salido del mismo José García, promotor de Osmar.

Enrique Fernández habló sobre lo que ocurrió. El dirigente aseguró que “nadie puede sentirse feliz que esto ocurra”. Lo calificó como “un asco” y confesó: “Quisimos darle una lección al jugador, que entienda que con Celaya no se juega”.

Sobre lo que haría Tigres dijo: “Si quieren seguir así, fantástico; a nosotros lo que nos indigna es que la inflación que se maneja en los jugadores sea artificial”. Donizete se arrepintió de ir al Celaya porque los del norte le ofrecieron más del doble de dinero.

En ese entonces Enrique Borja anunció que presentaría su renuncia para que no existieran suspicacias, pero no le avisó a Vucetich que lo mejor era sacar a Doonizete de la alineación para el clásico, El rey Midas lo metió y se ganó 6-3 el partido.

La sanción más extraña del mundo.

El 4 de marzo se dio a conocer la sanción, el reglamento se aplicó de manera parcial, le quitaron los 9 puntos que consiguieron por las tres victorias con Donizete en la cancha y le aplicaron una multa de mil salarios mínimos. Pero lo raro es que en lugar de darles los tres puntos a los otros equipos y arreglarlo todo en el escritorio, se decidió que todos los juegos se repitieran sin Donizete.

Además, se reconoció el registro de Donizete con Tigres, a pesar de que la lógica dictaba debían inhabilitarlo por el resto del torneo, al estar viciado de origen su registro.

La razón por la que se repitieron los juegos fue por que los equipos afectados se negaron a ganar en la mesa. Entonces los juegos se repitieron y la taquilla fue 50% para la FMF y 50% para una obra benéfica.

Lebrija reconoció que la solución “a lo mejor no fue la ideal, pero creo que en bien del futbol mexicano y de las instituciones que están atrás de cada uno o de la mayorí­a de los clubes”, y aseguró que actuaron “con buena fe, sin ningún dolo”.

Curiosamente Enrique Fernández quedó completamente conforme con la solución que no le dio ningún beneficio a su equipo: “Creo que es una solución sabia. No se perjudica a una afición ni institución tan importante como Tigres y tampoco a los otros equipos”. Aseguró que se: “salva muy elegantemente la situación”

Además señaló que las investigaciones deberían comenzarse por empleados de la FMF Ernesto Nieto y Guillermo Brunet, por su relación con el promotor José Garcí­a, quien intervino para que Donizete llegara al club norteño.

CONSECUENCIAS:

donizete

Al final, Tigres culpó a una secretaria que laboraba en el Club, de haber calcado la firma, ya saben, cómo casi todo en México.
Los partidos se volvieron a jugar en mediados y finales de marzo el 15 de marzo ganaron 1-0 al Atlante. El 22 de marzo perdieron 2-1 contra Toluca. El 5 de abril se empató a 0 contra Monterrey, así, la goleada más grande que recibió en casa el Monterrey quedó borrada por la necedad de la directiva, terminando en un empate a cero olvidable.

Enrique Borja siguió como presidente de la FMF al ser rechazada su renuncia por 17 de los 18 clubes, sólo Toros Neza se aceptó la renuncia del ex americanista. Pero muy pronto fue remplazado por Alberto De La Torre Bouvet.

Donizete jugó 10 partidos y no anotó ningún gol, el único que convirtió fue justo en el clásico regio, pero se evaporó. Al final acabaría su carrera en el fútbol mexicano con 215 partidos, 198 de titular con 42 goles. Se retiró en 2006.

Tigres quedaría con ese estigma de equipo capaz de falsificar.

Fuentes: El Universal, La Jornada.

Ilshe ( ilshe )

Estudiante de Lengua Y Literaturas Hispánicas por la Todopoderosa Facultad de Filosofía y Letras. Soy Orgullosamente de Cruz Azul.
Perfíl Futbolsapiens: Ilshe
Sígueme en:

Desde la web