¿Espejismo?

No sé si lo que vimos en el Azteca el domingo sea el inicio del repunte americanista, me cuesta creerlo pero la verdad es que se disfrutó el juego y la afición terminó contenta, eso sí, sufriendo como es ya una costumbre y vitoreando a Memo Ochoa que tuvo una actuación extraordinaria. La diferencia con otros triunfos es una muy clara, América mereció ganar porque reaccionó como hace mucho no lo hacía y porque tuvo personalidad y actitud para vencer a un gran equipo como lo fue Santos Laguna.

Me cuesta creer que a partir de este juego veamos a un América diferente el resto de la temporada  porque en este fútbol la irregularidad es el común denominador de cada jornada y en ocasiones no rescatamos ni 45 minutos de ningún partido. Lo del domingo en el Azteca tiene algunas explicaciones y la más importante de todas fue la ambición de ganar el partido, de no bajar las manos y de defender los tres puntos al final, cuando jugaban con diez, con más ganas que con orden y táctica defensiva. Se vale también.

Santos Laguna merece un reconocimiento especial, pues su intención de llevarse el triunfo durante los 90 minutos contribuyó al buen espectáculo que vimos. Por su parte, América ha dejado una grata impresión y hoy queda comprometido a pelear de la misma manera cada partido. La afición seguirá exigiendo mínimo, la entrega que vimos el domingo en Santa Úrsula y ese será el siguiente gran reto del equipo, mantener al menos en actitud, los mismos niveles de intensidad.

Hoy no me atrevo a asegurar que así será, pero ese es el América que mínimo merece tener la afición. El que nunca baje los brazos, el que intente jugar bien aunque a veces no gane y sobre todo, el que luche con mucha garra y con entrega 90 minutos y no lapsos de juego. Ese día, dejaremos de hablar del parado táctico, de los cambios erróneos y de los jugadores que no encajan en el equipo. Esa es la clave, entrega, ambición, deseo, garra, todo eso que el domingo el equipo de Coapa puso en la cancha y que tanto disfrutó la afición que siguió el partido.

Ese día volveremos a reencontrarnos quizás con parte del pasado exitoso del equipo, ese que la afición anhela y comenta tanto, ese del América que venía de atrás y ganaba con autoridad, ese que el domingo se asomó en el Azteca para avisarnos que sigue ahí y que hay que revivirlo cuanto antes.

Ojalá que no sea un espejismo.

Sergio Sánchez ( Sergio )

Perfíl Futbolsapiens: Sergio Sánchez
Sígueme en:

Desde la web

  • antonio

    eeso esperamos todos………que no sea un espejismo……..porque en verdad mejoraria el espectaculo que hasta ahora hemos no solo por parte del america sino de todos los equipo de primera division….asi que solo nos queda espear para el domingo el cruz azul vs america

  • Esperemos que esé sea el América que se siga viendo, y más en el próximo partido contra el Cruz Azul.

  • No vi el partido completo pero espero que el América primero empiece a ganar como sea pero con huevos, con entrega en la cancha y dejando todo durante los 90 minutos. Despúes, que siga con un paso arrollador, algo que vemos cada 10 años ahora (con Carrillo en 2005, con Benhakeer en 1994)…