[Tiempo de lectura: 3 1/2 minutos]
[Canción para acompañar: “Latinoamérica – Calle 13″]

Jerry es un americano que viaja por México estudiando las civilizaciones antiguas que habitaron estas tierras. En su paso por Chetumal, Jerry da las últimas patadas de un viaje en donde se ha empapado de la cultura maya a más no poder y relata dichas experiencias mientras compartimos un vaso de agua en una calurosa tarde. Tras decenas de templos, pirámides, pueblos mágicos y leyendas por esta zona, Jerry se sorprende más de la cultura mexicana que de la maya. Él, como la mayoría de nuestros vecinos del norte, intenta practicar su pobre español con las típicas frases “Grracias”, “Pour Favour” y “Soy de lous Estadous Unidous”, entre otras. Lo que a él le sorprende, es que con quienes ha tenido más éxito para practicar su español es con los niños, en lugar de los adultos, como muchos pensarían. Jerry atribuye esta particular respuesta a la timidez y el exagerado respeto que el mexicano le tiene al extranjero, mismo que es nulo en los infantes.

Esa misma timidez y respeto, han hecho crecer desmesuradamente el bolsillo y ego del argentino a costa de nosotros (*1). Si bien no hay duda que Argentina manda a Europa Aimares, Pastores y Mascheranos a diestra y siniestra, nuestra tierra tiene que albergar, con un buen billetazo de por medio, a Castromanes, Marinos y Biancucchis por el simple hecho de ser cortados con la misma tijera, sin saber siquiera si el listón es de similar calidad.

Hace tiempo que el fútbol evolucionó, para bien y para mal. Mientras en México se ha ido cambiado poco a poco el “Sí se puede” al “Sí se pudo”, en Argentina siguen estancados creyendo que el futbolista “nace” y que con técnica y nombre, se gana un partido. No nos engañemos eso sí. Para nosotros todavía es un orgullo y una alegría ver a Héctor Moreno defender los colores del Espanyol, mientras que en Buenos Aires sólo ven los partidos de los Periquitos para reirse de como Juan Forlín y Diego Colotto han caído en un equipo tan “bajo”.

Lee también   Riquelme visita a Boca durante un partido

Nuestra pequeña mejoría y su repentino descenso, no evitarán que Argentina siga siendo la segunda mayor fábrica de exportación de piernas en el continente americano. Un descaro de Sinha o un globito de Benítez, si que hará reflexionar a más de uno sobre donde deben de poner los pies realmente. Pero no al argentino, no señor. Él ha crecido con una superioridad autóctona inculcada, una élite sin fundamentos, un rechazo a aprender de los de afuera, un aislamiento a la historia y una ceguera a la causa.

Es irónico que un brasileño y un paraguayo, en un torneo internacional, sean señales de que el peso mexicano tiene mejores frutos si se invierte en una nación propia con personalidad y seguridad. Tal vez ese “rechazo a aprender de los de afuera” (*2), que nunca ha existido aquí, nos lleve en un futuro a reirnos de los mexicanos que jueguen en equipos europeos de media tabla.

Sígueme en @Nicoliszt.

(*1): Llevo 10 años viviendo en México. Me siento como uno de ustedes.

(*2): Yo lo llamaría mejor “rechazo a depender de los de afuera”. Aprender de los demás es una riqueza única.

  • EPN

    No lei nada, pero su PAPA TOLUCA gano hoy.

    • Irak Marín

      ¿Por qué no te vas a mediotiempo? Allá encajarías a la perfección.

      • judaxxx

        no mamen, de por si medio tiempo esta lleno de basura y uds. mandando mas!!

  • Luisinho

    Buena columna !

  • Carlos GxG

    Hay que cambiar la mentalidad deportivamente hablando..empezar a ganar..y acostumbrarse a ello..espero y este no me lo borren

    • tupeorpesadilla

      Dices puras pendejadas como no quieres que te los borren !!!!

      • Carlos GxG

        Me basta con saber que eres americanista para saber que eres un pobre idiota

        • Alex

          Ironía.

    • chilam balam

      Te recomiendo que empieces abandonando la urgencia.
      Con “fuertes deseos” no se logra nada.

  • Monkberry

    Siempre hemos estado creyendo que todo lo que es mexicano es de lo peor.
    Tenemos premios nóbeles, tenemos científicos de la UNAM que sobresalen internacionalmente. Ahora tenemos futbolistas que demuestran que trabajando se puden lograr muchas cosas.
    Aún no puedo creer que en México, esté jugando Pavone o Mina y en la banca esté Alan Pulido.

    • chilam balam

      Tambien el Mexicano es muy dado a expresiones desaforadas de patriotismo: “viva México cabrones” y chingaderas así.

      Hay 2 lados en la moneda:

      *Criticamos en exceso: Todo está mal, chicharito es un tronco, la seleccion es puro humo, la liga MX es basura, etc.

      *Celebramos en exceso: !!aweboputos!! chicharito para presidente, vamos a ganar el mundial, toluca deberia jugar en la champios, etc.

      ¿Que demuestra esto? una tremenda inseguridad.
      Cuando las cosas van mal dudamos de nosotros mismos, y cuando van bien le hablamos a todo el mundo para que nos vea, para que nos den su aprobación como un niño que hiso bien la tarea.

      Mesura e introspeccion, empecemos por ahí.

      • Excelente comentario.

      • César Jácome

        Tienes los dedos llenos de razón, y he visto pocas veces que sea tan puntualmente resumida la mentalidad mexicana.

        Aunque creo que las nuevas generaciones tienen otra mentalidad y que esa inseguridad que mencionas se irá desvaneciendo conforme pase el tiempo, además como aficionados bueno en realidad como ciudadanos debemos empezar a ser mas mesurados, ecuánimes, justos y pensantes pero ese es un pedo más profundo.

        Algo hay que cambiar de fondo en la idiosincrasia mexicana, ese algo que no nos deja alcanzar todo nuestro potencial.

        Saludos

  • Me parece curioso el tono de esta nota. Es decir, no niego que exista un exagerado respeto histórico del mexicano hacia el extranjero, pero en el plano futbolístico hay antecedentes recientes de sobra en donde equipos varios han trascendido de manera mucho más importante sobre “los demónios” extranjeros.

    Tampoco creo que sea una “hazaña” lo del Toluca. Es un triunfo muy bueno, esperanzador y es LA nota porque fue en la casa del rival en turno. Sin embargo es apenas el primer partido de la ronda de grupos y Boca no anda bien. No pasa nada todavía.

    Según yo los mexicanos y los chilenos son extrañamente afines en varios sentidos. Uno de esas similitudes es el disgusto hacia los argentinos. Quizá más que buscar explicaciones culturales sobre la manera en que los mexicanos tendemos a morder el rebozo ante el miedo de cagarla con el inglés, la victoria del Toluca nos produce bienestar porque siempre se goza cuando el típico agrandado que se cree mejor que todos termina con la cola entre las patas. Nomás eso. A disfrutar la victoria y ya.

    Muy buena la foto por cierto.

    • Sí pero aquí no hay disgusto hacia los argentinos en particular, más bien es un disgusto a depender de los de afuera.

      Lo de Toluca anoche, se puede tomar de dos formas. De manera particular y celebrar simplemente la victoria como tu dices, o como punto de reflexión para algo más general, que es lo que trato de decir en esta columna. Ambas posiciones son respetables, pero los resultados de cada una son distintos.

  • El Jalisco

    Que buena columna y mucho mejor rola, felicidades Nico.

    • Agradezco mucho las palabras y que te tomes el tiempo de leerme. Un abrazo

  • Que buena rola!

  • gabrielarce

    Nosotros somos muy parecidos en la soberbia a los argentinos. “¿Empate contra Jamaica? Qué ridículo”. No sé que se espantan.

  • Buena Reflexión
    Como han dicho varios, el mexicano es muy dado tanto al triunfalismo desmesurado como al malinchismo..
    Cuando se ganaron los Olímpicos no faltaron los que demeritaron el triunfo como los que dijeron que con este equipo se puede ser campéon del mundo…
    Mas allá de lo futbolistico, ese triunfalismo genera que el mexicano no sea bien visto por sus vecinos… por ejemplo, en Centroamérica tienen una imagen del mexicano, como la que nosotros tenemos del argentino.

    El argentino por su parte no tiene esa bipolaridad del mexicano, pero si tiene una visión exagerada de si mismo. Como anécdota , la otra vez veía los comentarios de una nota de la posible transferencia de un jugador del sub20 al PAOK de Grecia y eran del tipo “che, no me jodas..ofrecen 4 millones y este pibe vale al menos 10”, cuando se trataba de un jugador bastante medianito (de esos que hizo el papelón en el Sudamericano sub20).

  • august

    estupenda analogía,

  • César Jácome

    Mi buen Nicolás abordaste un tema de verdad interesante y complejo. Haciéndola un poco al sociólogo creo que el mexicano tiene una natural aversión a la “soberbia”, culturalmente le han enseñado por no se cuanto tiempo a ser así y muchas veces caemos en el otro extremo: la inseguridad.
    Un ejemplo de esto es que a los “Nuestros” como Hugo y Márquez la gente los rechaza porque sin tapujos hablan de sus logros y de como fueron los mejores en su ramo, y al Chícharo lo crucifican porque, dicen, “no puede ser verdad seguramente es bien mamón también pero está fingiendo” en fin.

    Es por eso que hay cierto rechazo al argentino pues como bien mencionas ellos tienen un ego aprendido de manera cultural, un sentido de superioridad que nos recuerda al vecino del norte que casualmente también peca de eso. Pero quizás al argentino se le juzga peor porque se le percibe como soberbio sin fundamento, porque su país es pobre igual que el nuestro, porque se supone debería ser mas nuestro afín y se comporta como nuestro superior.

    Ecuanimidad es lo que nos hace falta, ser más centrados en las posturas y aprender a distinguir que por ejemplo Javier Hernández no es el mejor centro-delantero del mundo pero seguramente está entre los mejores. Que la liga mexicana no es la mejor del mundo pero es la 2a o 3a mejor del continente, y que nuestra selección se ubica seguramente entre el 10 y 20 de todas las selecciones del mundo.

    Yo tengo esperanza que las nuevas generaciones si bien no serán más centradas necesariamente al menos no tienen esa mentalidad derrotista que caracterizó por décadas, desde aquella selección de los 60’s que declaró: “Los Noruegos nos daban miedo porque estaban gueros”.
    Seguro hemos avanzado mucho desde esos tiempos.

    Saludos

  • MrBuckethead10

    En la transmicion Argentina en el segundo gol dijeron algo como “Que pase de Sinha, que esta para jugar en cualquier equipo del mundo” jajaja realmente se escuchaban sorprendidos pero…Es fase de grupos hay que ir tranquilos.

    • gabrielarce

      Es porque para los periodistas argentinos el futbol mexicano es suuperdesconocido. Antes del partido, no tenían ni idea de quien era Sinha. Parece que les quedó bastante claro ^^

    • Mauricio

      Yo recuerdo mucho como en un Vélez vs Chivas los comentaristas no bajaban de “craks” a Julio Nava y a Omar Arellano.

  • raxo

    Voy a recomendar un libro : el perfil del hombre y la cultura en Mexico. De Samuel Ramos. Leanlo y despues vienen a decir barbaridades.