Hora de despertar del eterno proyecto

Mejor colofón para tan extrapolar temporada, no pudo ser más que el partido contra el Monterrey. Insospechadamente los jugadores sacaron del alma el juego, la pasión y la entrega justamente después de haber desaprovechado gran parte del tiempo. Remaron contracorriente y se acordaron de su ser profesional, su deber con el equipo y, por lo menos, de entregar una despedida digna para el aficionado.

Ya nada estaba en disputa más que demostrar (y demostrarse a sí mismos) que calidad la hay. Obviamente influyeron las expulsiones para un equipo que aunque estuvo en segundo lugar la mayor parte del tiempo, había sido el mejor de la campaña hasta hace un trío de fechas.

Fue, ni más ni menos, que una pequeña muestra de lo que ha sido la gestión de José Luis Real como pastor del Rebaño. Llegó como emergente y lo menos probable era su consecución al mando. Pero ¿qué más da? El dueño es Vergara y la dicotomía ya es un arte patentado por Omnilife & asociados.

Lo avaló esa devolución de alegría y orden aparente que mantuvo durante la recta final del Apertura 2009 e inicios del Bicentenario. Pero al revisar el accionar del equipo, resulta inexplicable el mandato de Real aunado a la pobre intención de Vergara sobre su negocio.

Tras la irregular temporada se planeó la actual, ahora consumada, mediante la confianza pero no la seguridad de llegar más allá. ¿Hablar de responsabilidades en jóvenes es necesariamente sentar las bases en un proyecto a largo plazo? ¿Cuánto tiempo dura este proyecto?

Son ocho años del Vergariato y ocho años de buena planificación en fuerzas básicas. Generación de talentos, producción a gran escala de futbolistas, consecución en las ideas ‘revolucionarias’ respecto a una liga carente, por la mayoría de magnates, de apoyo a la cantera.

El problema es que tras las diferentes ‘camadas’ generacionales de futbolistas viene un periodo de madurez acelerada, impropia de un equipo que pretende trascender. Versa el dicho balompédico que los jóvenes ganan partidos y los experimentados, campeonatos. Cabal diseño de este Guadalajara que ni tardo ni perezoso vende o se deshace de alguien y no tarda u olvida traer a alguien.

Es hora de planificar la siguiente campaña. Ya salieron las primeras declaraciones a relucir, presumir y asegurar que ni refuerzos, ni limpias, ni otra cosa más que producción juvenil. ¿Realmente alcanza el equipo actual para merecer algo más?

Bien. Ya se apostó por el Güero y su dudosa manera de dirigir (no dudo yo, sino el sistema demuestra dudas a la hora de encarar situaciones diversas). Bien, pues ahora a manifestar ese apoyo sellando los huecos que evidencian falta de experiencia ante momentos clave.

No se puede encaprichar un equipo en figurillas, debe ir más allá y trabajar en comunidad. La individualidad inmadura de un año para acá, se tradujo en ese último partido contra Monterrey. De la nada salió el juego, de la nada se murió el equipo. Pero es precisamente eso, la nada, la que termina por decantar la balanza en una temporada. Esto no puede, no debe seguir así.

Es hora de despertar…

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • aaron

    que tan cierto es que vergarar ya esta vendiendo a las chivas a unos españoles es decir MOVISTAR que en estadio w mencionaron 19 de noviembre sera cierto que pasara hay que espera noticias de chivas