Operación remontada

Contra el tiempo, contra la fuerza de gravedad, contra la lógica, contra la justicia y los merecimientos. Chivas tendría que superar obstáculos incandescentes, extraordinarios e incomprensibles si quiere acceder a la postemporada del Apertura 2010.

El sábado jugará por primera vez en su historia el Cruz Azul en el Estadio Omnilife de Zapopan. Las distancias y realidades de uno y otro equipo distan enormemente si las sometemos a una sencilla comparación. Cruz Azul es un conjunto sólido y sin más que decir, es el líder a toda ley del torneo. Guadalajara va de capa caída y, aunque haya demostrado lapsos agradables, probablemente la temporada haya acabado con más buenas intenciones que resultados, sin olvidar el pobre espectáculo mandado a hacer para el olvido.

Esta situación trae a colación un bizarro choque entre estos dos protagonistas, apenas cuando Jorge Vergara estaba a unos meses de cumplir su primer año al mando del Rebaño. La playera resulta ahora irreconocible por los numerosos estampados que la deformaban, el estadio Jalisco lucía una entrada regular a las doce del día de aquél domingo 25 de mayo de 2003 y Lupe Castañeda todavía corría por la parcela derecha del equipo que dirigía el Yayo de la Torre.

Vaya momento, grabado por supuesto por todos nosotros. Al minuto 11 Palencia se disponía a cobrar el penal que abriría el marcador en favor de los cementeros, que además pondría en 5-1 en el global. Oswaldo enfrente moviéndose al son del nervio… gol, tanto así que Palencia ni lo festejó. Ilusiones, deseos, aspiraciones. Todo abajo. El Cruz Azul del Ojitos Meza parecía entonar el himno de la victoria y acceder a la Liguilla a manera de trámite.

Pero el Guadalajara, su mística y carácter siempre -y eso hay que saberlo justo ahora que el momento es complicado- le ha reclamado sed de triunfar. Contra el tiempo, contra la fuerza de gravedad, contra la lógica, contra la justicia y los merecimientos. Llegó Emilio Mora a cobrar el tiro de esquina que cambiaría todo. El pequeño ensamblaje que echaría a andar la máquina de futbol que acabó con la de cemento.

Gol de Tiburón. Gol del joven Omar. Gol de Johny. Golazo de Jair. Eufóricos saltamos todos con esa jugada irreprochable del ídolo en ciernes que significaba Jair. No lo fue, obviamente, después, pero grabó su latigazo en el inconciente de generaciones posteriores.

Hoy, a marchas forzadas resulta prácticamente imposible cambiar el futuro, que parece haber alcanzado al equipo de Real. Se necesita más que insulsas excusas que descartan críticas de aficionados. Se necesita pasión, entrega y evolución de la concepción que se tiene, internamente, del ideal futbolístico. Claro, ni siquiera se le han acercado últimamente.

Y lo que son las cosas: curioso pero esa evolución significa, obligatoriamente, regresar a las bases, a la esencia, a la pureza de los colores rojo, blanco y azul. Regresar a ella ahora o nunca o, por lo menos, morir en el intento. Llegó la hora de la operación remontada.

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • mesias

    Eah, eso es tener fé.

  • POTOSINO

    AAAAAAAAAAAAAAAAhhhhh que recuerdos 🙂

    Como recuerdo ese domingo

  • POTOSINO

    Valga la rebuznancia jejeje

  • PAUENCA

    Así es POTOSINO, que recuerdos!!
    Pero Chivas en este torneo muy mal, y la verdad es que así como juegan, mejor que no califiquen, para qué??
    No es posible que aún estén 7 equipos (si no me equivoco) vivos, y todos con un torneo bastante mediocre, ninguno de esos 7 merece calificar.

    En fin, a pesar de todo, siempre seré Chiva de corazón y apoyaré al equipo, aunque estoy consciente de la realidad 🙁

    Saludos a todos.
    Y que el próximo torneo sea mejor para las Chivas!!!

  • Kakuta

    Cruz Azul regaló ese partido, en unos días tenía un partido mucho más importante contra el Santos de Brasil por la copa libertadores.