Para Pep Guardiola parece que uno de los mejores fichajes de la temporada es el de Mendy, lateral llegado del AS Monaco en los días recientes. Al español le cayó de maravilla la noticia y se lo demostró a su nuevo jugador.

Justo cuando el defensor se dispuso a firmar su contrato, Guardiola en ropa de entrenamiento interrumpió el acto y después de intercambiar palabras con Mendy, le estampó un beso paternal en la cabeza. Video:

Lee también   Doble túnel del Lobo Ledesma #Vine