José Mourinho, fiel a su estilo, fue el showman de la visita del Manchester United a la cancha del Rostov, la cual él mismo criticó en rueda de prensa por el mal estado del campo. Aún así, el repertorio de ‘The Special One’ salió a flote en pleno partido este jueves.

Pero la mejor parte llegó cuando protagonizó un cruce de palabras con Timofei Kalachev, jugador local que se encontraba apercibido y que ‘Mou’ mandó a callar durante el juego. Kalachev no se guardó nada, lo mandó ‘lejos’ y recibió amarilla de parte del árbitro. Video:

Y no quedó allí, porque finalmente Mourinho consiguió que le sacaran tarjeta a uno de los mejores jugadores del Rostov y se perderá la vuelta en Old Trafford, algo que el mismísimo portugués le celebró a Kalachev a final del choque.

¡Un crack!

Lee también   Charlotte Springer, fanática de Mourinho