Un momento de tensión se vivió en el duelo entre David Ferrer y Fernando Velasco este sábado en Bastad, Suecia, durante un torneo de tenis. El encuentro de semifinales se vio interrumpido por la presencia de un nazi, que gritó consignas nacionalsocialistas en pleno juego.

Cuando se disputaba el segundo set del compromiso, un aparente joven sueco vestido de negro saltó al court y con mucha calma se dirigió a la red. Ferrer y Verdasco pararon, mientras asistían a la exposición del chico, quien minutos después fue retirado por efectivos de seguridad.

El miedo se hizo presente en el estadio y esto se notó en los rostros de los tenistas, pero también del referí del partido. Por suerte, todo quedó en una alerta y no fue a más. En lo deportivo, Ferrer accedió a la final del torneo con una anécdota para contar.

Lee también   Las sexys del 2016| Pollito del año