Hoy, en su cumpleaños, te presentamos 10 curiosidades de Arsene Wenger, el mítico entrenador del Arsenal entre 1996 y 2018.

10 curiosidades de Arsene Wenger

El jugador: Arsene Wenger inició su andanza en el futbol como jugador, sin que fuera destacado. Su mayor logro fue llegar al Strasbourg de la primera división, en donde jugó 11 partidos y debió retirarse por lesión. Era defensor.

Economista: Mientras desarrollaba su carrera en divisiones inferiores, estudió economía. Después decidió irse por el camino del futbol, pero esa vena administrativa se notó durante su estancia en Arsenal: tuvo balances positivos en el mercado de fichajes y solía vender en el punto exacto que su jugador alcanzaba su mayor valor y ya no ofrecía mayor crecimiento deportivo.

Descenso: Su carrera no inició de la mejor manera. Encargado de los destinos del Nancy, no pudo sacarlos del fondo de la tabla y terminó en el único descenso que tuvo en su carrera. Aún así, lo hecho con el club le valió para ser llevado al Mónaco.

Japón: Tras salir del Mónaco y alejarse un poco de los banquillos, le fue ofrecido el puesto en el Nagoya Grampus Eight de la liga japonesa. Allá le fue muy bien, ganando dos copas y proyectando al club hacia los primeros lugares.

Arsene who?: En 1996, Arsenal despidió a su entrenador y decidió contratar a Wenger. La llegada del francés fue recibida con escepticismo, pues su modesto paso por la Ligue 1 y la liga japonesa no parecía acorde a lo que necesitaba uno de los grandes de Inglaterra. 17 títulos después, Arsene Who? se convirtió en el máximo ganador en la historia del equipo.

Descubrimientos: Siempre fue reconocido por encontrar talento de clase mundial desde muy jóvenes o en lugares insospechados. En Mónaco, compró a Ramón Díaz y George Weah, además de promover a Lilian Thuram. Con Arsenal, la lista de descubrimientos y rescates es muy larga: Nicolas Anelka, Marc Overmars, Dennis Bergkamp, Emmanuel Petit, Ljungberg, Vieira, Fábregas…

Lee también   Los 10 mejores jóvenes de la Copa Africana

Resolución de conflictos: Wenger había armado un prometedor equipo en donde Nicolas Anelka y Marc Overmars eran piezas clave. Pero el francés se molestaba con el neerlandés, pues decía que no le pasaba el balón. Inclusó lo llamó “egoísta” públicamente. El entrenador los llamó a su oficina y le pidió a Anelka, por entonces de 17 años, que expresara su punto de vista. El juvenil se quejó abiertamente, volviendo a tacharlo de egoísta.
Pero todo fue metido por Wenger. Anelka apenas estaba aprendiendo inglés, así que todo lo dijo en francés. Overmars no entendía francés. Así, haciendo de “intérprete”, dijo que Anelka consideraba a Overmars un crack, que le ofrecía disculpas por lo ocurrido y que le gustaría que le pasara el balón más seguido. Overmars aceptó y ambos jugadores se fueron con el problema resuelto.

Los invencibles: La liga de 2004 fue histórica. Los Gunners dominaron de principio a fin y culminaron con el campeonato. Además, lo hicieron de manera invicta. La única vez que había ocurrido fue en la temporada inaugural de la primera división inglesa, cuando Preston North End no perdió ninguno de los 22 partidos en 1889.

Indisciplina: Durante su estancia en el club, Arsenal ha ganado premios al fair play. Sin embargo, en sus primeros 18 años tuvo un registro negativo: 100 rojas en liga, el mayor número registrado por cualquier equipo de la Premier.

Globalización: Quizá, el mayor legado de Arsene Wenger durante su etapa en la Premier fue abrir las puertas de la globalización en Inglaterra. Popularizó las visorísa en el extranjero para llevar talento a su club, una dinámica que lo acompañó siempre. Cada verano frecuentaba los torneos de selecciones con límite de edad y trajo numerosos jugadores de otras ligas en un tiempo que privilegiaba las incorporaciones del torneo local.