10 Curiosidades de: Didier Drogba
10 Curiosidades de: Didier Drogba

En esta ocasión toca turno a uno de los mejores jugadores en la historia del futbol africano. Letal para marcar goles, Didier Drogba es uno de las pocas estrellas que ha luchado para conquistar algo que anhelamos millones de personas, no más violencia.

INFANCIA. La situación política y de pobreza que atravesaba el país motivó a que sus padres lo enviaran a Francia con tan solo cinco años de edad. Encontrando asilo en tierras galas con un tío, el pequeño Didier volvió tiempo después a África tras haberse enfermado de gravedad. Repuesto retornó a Francia para comenzar su carrera como futbolista con Levallois.

ARSENAL. En 2001 fue ofrecido por 100 mil euros a Arsene Wenger, sin embargo el entrenador Gunner rechazó la oferta al considerarla muy cara. A la postre, Drogba sería un dolor de cabeza para Wenger al hacer del Arsenal uno de sus clientes favoritos.

CHELSEA. No quería llegar al equipo blue. Era muy feliz en Olympique de Marsella, no obstante tuvo que cumplir con el acuerdo del pase, que tuvo un costo de 30 millones de euros. De hecho nadie del club inglés fue a recogerlo al aeropuerto. Nadie imaginaría que terminaría convirtiéndose en ídolo.

NIÑEZ. No soporta que un niño muera, ya sea por hambre, desatención médica o por culpa de las balas. Creyente de que las riquezas son para compartirse, Drogba se dedicó a impulsar el levantamiento de zonas marginadas en Costa de Marfil. De su bolsillo ha donado dinero para la construcción de escuelas, hospitales y complejos deportivos. Asimismo convive con pequeñitos que han sido víctimas de la guerra.

GUERRA. Pacifista declarado, el marfileño ha alzado la voz en diferentes ocasiones para exigir el cese de la guerra civil en su país. Después de haber logrado el boleto al Mundial de Alemania 2006, el delantero aprovechó el festejo en cadena nacional para mandar el siguiente mensaje: “Ciudadanos de Costa de Marfil, del norte, sur, este y oeste, pido de rodillas que nos perdonemos los unos a los otros. Un gran país como el nuestro no puede rendirse al caos. Dejemos las armas y organicemos unas elecciones libres”. Su figura logró algo impensable, que ministros y líderes rebeldes entonaran juntos el himno nacional.

Lee también   10 Curiosidades de: goleadas del ayer

HIDDINK. Durante su estancia en Chelsea pasó por una ligera depresión, algo que a sus compañeros les preocupaba pues lo consideraban su líder. Luego de que se marchara Luiz Felipe Scolari y llegara Guus Hiddink, el técnico holandés lo citó en su oficina para preguntarle qué le pasaba. “Con Scolari no jugaba”, respondió Drogba. “Prepárate porque vuelves a jugar”, le señaló Hiddink. Le devolvió la alegría de jugar al futbol.

COMPAÑERO. Visto como un guía a seguir en cualquier vestuario, Drogba suele ser solidario tanto con sus compañeros como con los rivales. Suele llamar telefónicamente a integrantes de la selección marfileña para preguntarles cómo se sienten, en qué puede ayudarles. De igual forma cuando un adversario requiere de apoyos, se comunica con ellos. Asimismo aplaude a los arqueros contrarios cuando le atajan disparos. “Me molestó no sentenciar en el Camp Nou, pero Valdés hizo dos paradas fantásticas”, dijo en 2009.

COSTA DE MARFIL. Vestir la camiseta de la selección nacional es un orgullo para él, es a lo que todo futbolista debe aspirar por encima de otros intereses. Muestra de ello es el valor que le da a la Copa Africana de Naciones: “Jugar la Copa es incluso más importante que un Mundial. No puedo defraudar a la gente. Juego por y para mi país, sin obligaciones ni temor a represalias”.

SOCIEDAD. Considera al futbolista como algo más que un simple deportista. Ubica al jugador como la extensión de una sociedad, como una parte que no debe estar ajena a los conflictos que aquejan a su respectiva nación y al mundo en general: “No somos políticos, pero la gente quiere que seamos el altavoz de sus peticiones”.

MÉDICO. Su sueño frustrado es haber sido médico. Desde chico siempre tuvo la intención de curar y salvar a las personas, pero el estudio no era para él. No se le da la concentración ni la disciplina académica, se desespera.

FUENTES: El País, Reuters, FIFA