Te presentamos 10 cosas de la vida de Luis Suárez, goleador del Liverpool y de la Selección de Uruguay.

POLÉMICA. Uruguay y Ghana se enfrentaban por los cuartos de final del Mundial 2010; en los minutos finales del tiempo extra los ghaneses estuvieron a punto de meter el gol que los clasificaba a semifinales, sin embargo Luis Suárez metió la mano en la línea de gol y evitó la anotación. “No es un héroe, es un vulgar tramposo. ¿Mano de Dios? Fue la mano del diablo”, reclamó el estratega ghanés. “Fue algo importante para el país y no me arrepiento”, respondió Luisito.

RESISTENCIA. Tuvo una infancia difícil por formar parte de una familia humilde y de escasos recursos, aunado a que su padre lo abandonó a él, a sus 6 hermanos y a su madre. Luis no tuvo otra salida para olvidarse de sus problemas más que jugar futbol. “Fue una etapa muy dura, pero el futbol me lo dio todo”, recuerda.

TOP. Para muchos es el delantero más completo en el mundo, tiene regate, remate de cabeza, velocidad, sacrificio, gran toque de balón y por si fuera poco, sabe asistir a sus compañeros. «Siempre pelea todos los balones. Me recuerda a Rooney y Zidane. Es un jugador que no le falta nada, un luchador nato, es dinamita y muy difícil de marcar”, reconoce Steven Gerrard. El defensor Daniel Agger así lo describe: “Es un jugador de elite. Es muy diferente. No puedo encontrar otro delantero que se vea como él en el campo de juego, o juegue como él».

AGRESIÓN. Cuando militaba en el Ajax de Holanda, en un partido ante el PSV Eindhoven, mordió a su rival Otman Bakkal. Suárez no pudo contener su furia en las discusiones sobre el campo de juego y terminó por agredir con una mordida, ganándose críticas, suspensión de 7 partidos y el apodo de El Vampiro. “Me arrepiento. Fue el instinto de ese momento”, reflexionó.

TRAYECTORIA. Cuando tenía 18 años debutó como profesional con el Nacional de su país. Groningen de Holanda, después de su gran talento exhibido, lo fichó en el 2006. Tuvo destacadas actuaciones, por lo que Ajax se hizo de sus servicios. Rompió la Eredivisie y, Liverpool, adelantándose a equipos también interesados como Barcelona y Real Madrid, dio 36 millones de dólares para contar con los goles del charrúa.

ÍDOLOS. Tuvo varios jugadores a seguir en su formación como futbolista, resaltando el uruguayo Álvaro Recoba, el goleador argentino Gabriel Batistuta, así como los brasileños Ronaldo Nazário y Rivaldo. Aunque se fijó en ellos para su forma de jugar, también destaca otro lugar donde se forjó: “en la calle, es donde más se aprende a jugar, te da instinto, te obliga a no rendirte nunca y te define”.

Lee también   10 Curiosidades del: Apertura 2013

GROSERO. Los aficionados del Fulham lo molestaron todo el partido con cánticos que lo acusaban de tramposo. El Conejo no aguantó las agresiones y terminó por responder con una seña obscena a los hinchas. “Muy enojado con lo que pasó esta noche. Ánimo a todos”, se limitó a decir Luis Alberto Suárez Díaz, quien nació el 24 de Enero de 1987 en Salto, Uruguay.

PREMIER. “Liverpool a nivel de historia está por encima de casi todos. Aquí pasan cosas increíbles, al ser tan grande, te miran millones de ojos, todos con lupa, y tienes un poco de miedo. Aunque trato de responder de la mejor manera posible porque esto es un espectáculo muy lindo. Es un sueño, soy feliz y los hinchas son increíbles”, comenta sobre los Reds, club al que llegó en enero de 2011 para sustituir la salida de Fernando Torres.

¿RACISTA? “No se pueden decir cosas como ésta. No voy a repetir lo que me dijo pero era una palabra racista, y la repitió más de diez veces. Es algo muy molesto y decepcionante», acusó Patrice Evra al uruguayo. Suárez cumplió el castigo de 62 mil dólares y 8 partidos de suspensión pero no aceptó su culpa: “No hubo ninguna prueba convincente de las que me acusaron. Estoy muy tranquilo. He tenido compañeros negros y la gente que me conoce sabe que nunca he tenido ningún problema con ninguno de ellos”.

INDIGNADO. Después de su incidente racista con Patrice Evra, fue criticado y se ganó los abucheos de muchos estadios en Inglaterra en los que se presentaba a jugar. En el partido entre Gran Bretaña y Uruguay en Juegos Olímpicos 2012 no se salvó de los abucheos, los cuales llegaron cuando se entonaba el himno uruguayo. “No puedo aceptar lo que pasó. Es una total falta de respeto que me abucheen cuando estoy intentando cantar el himno de mi país. Estoy dolido”, confesó, y finalizó con su hipótesis: «Están asustados de mi, por eso me abuchean, me temen».

FUENTE: La Jornada, El Observador, El País, Marca, Goal, El Universal.