10 Curiosidades de: Raúl Arias
10 Curiosidades de: Raúl Arias

En esta ocasión toca turno a Raúl Arias, un director técnico envuelto en la sombra de la duda desde que era jugador. Ahora vuelve a la palestra tras haber asesorado a Manuel Lapuente para la salvación del Puebla.

SOSPECHOSISMO. En el año 2000 Eduardo Rergis declaró que Raúl Arias había tenido un extraño comportamiento en el partido Ángeles-Atlante, disputado en 1988 y que condicionaba la salvación del equipo poblano, a la postre convertido en Santos de Torreón. Siendo potros en ese entonces, Rergis y Arias formaban la defensa central. Arias fue acusado de haber permitido los goles de Ángeles, anotaciones que lo libraban del descenso. Años después, investigaciones periodísticas confirmaron que efectivamente Arias se mostró complaciente en la cancha.

PROMOTORES. Pese a que lo ha negado en diferentes ocasiones, Arias es señalado como uno de los técnicos que saben sacarle jugo a su relación con Carlos Hurtado. En 2011 agarró la dirección técnica de Estudiantes Tecos después de un panorama repleto de dudas. «(Hurtado) organizó a sus jugadores para que reventaran al equipo, para que echaran al Chelís y pudiera llegar su protegido Raúl Arias», escribió Rafael Ramos en su columna Los promotores, podridos amos del futbol mexicano.

CALENTURA. Es conocido por ser de mecha corta y encenderse hasta con aficionados. En 2009, siendo entrenador del Necaxa, se increpó verbalmente con un simpatizante de los Rayos en el aeropuerto capitalino. Para 2010 volvió a protagonizar un altercado, episodio descrito en El Sol de Cuautla: «Raúl Arias, ex técnico del Guadalajara, olvidó su etiqueta de invitado especial al estadio Azul para agredir a Juan Antonio González, aficionado de 36 años que le gritó ‘Arias qué bueno que te corrieron de Chivas‘. La cosa no quedó ahí, pues minutos más tarde, cuando Juan Antonio, acompañado de una hermana y un amigo se dirigían a la puerta 11, Arias apareció para propinarle un puñetazo directo a la boca. Enseguida, un acompañante del ex técnico del Necaxa continuó con la agresión e impactó el ojo izquierdo, provocando así un sangrado que tuvo que ser atendido por el Médico del estadio. Luego de la agresión, Raúl Arias y sus acompañantes, ingresaron a un palco quitados de la pena, sin sufrir sanción alguna por parte de las autoridades presentes en el estadio».

ERIKSSON. Mientras estuvo al frente de la Selección Mexicana, Sven Goran Eriksson tuvo en Raúl Arias a uno de sus más fieles enemigos. Una de sus más feroces críticas se basó en la convocatoria de jugadores naturalizados, algo a lo que el director técnico mexicano se opone por completo. «No es posible que nos represente hoy en el deporte más popular de nuestro país, un contingente de extranjeros», indicó en esos momentos. Incluso pidió ayuda del Gobierno Federal para poner candados al llamado de naturalizados.

Lee también   10 Curiosidades de: Jorge Campos

PERÚ. Además de probar suerte dirigiendo a Cienciano del Cusco, el timonel anduvo por Universidad de San Martín en 2011, club dirigido por Aníbal Ruiz y al que Arias arribó como auxiliar. «La llegada del técnico charro es para consolidar el grupo y salir de la crisis», informó la prensa local. Desde entonces ya manejaba el perfil de asesor en situaciones de emergencia.

SOMNÍFERO. Aunque le molesta que medios y afición lo califiquen como un director técnico «ultradefensivo», «ultraconservador» y que pone en práctica un futbol que no le agrada a nadie, Arias comparte junto a José Luis Trejo la distinción de haber participado en la final más aburrida del balompié mexicano, aquella entre Pachuca y San Luis en el Clausura 2006.

MITOS. Una de las leyendas que se teje a su alrededor tiene que ver con Rambo Sosa. De acuerdo a algunas versiones periodísticas, Arias le condicionó una prueba al jugador con Necaxa a cambio de exhibirlo frente a la directiva de Rayos en un Draft: lo puso a cantar enfrente de todos.

PRENSA. No se anda con cuentos. Periodista que habla bien de él, se convierte en su amigo. Periodista que habla mal de él, se convierte en rival. Entre sus detractores se encuentra Carlos Albert, quien ha cuestionado abiertamente el proceder de Arias. Entre sus devotos se encuentra Enrique Bermúdez, quien abiertamente se refiere a él como un entrenador exitoso, a pesar de que solamente tiene un título en su haber.

MAESTROS Y ALUMNOS. Concibe a dos entrenadores como sus guías en el camino de la dirección técnica, Manuel Lapuente y Alberto Guerra. Por otro lado se muestra agradecido de que su nombre aparezca en las influencias del Chepo de la Torre en materia de estilo futbolístico.

FRASE. Cuestionado una y otra vez sobre si existe la honestidad en nuestra liga, Arias respondió así a medios tamaulipecos: «Este futbol mexicano es uno de los más serios, más decentes y si alguien lo quiere empañar que se responsabilice de lo que dice».

FUENTES: ESPN, OEM, Extremo Deportivo, Líbero, La Afición.