10 Curiosidades de: El Shaarawy
10 Curiosidades de: El Shaarawy

En esta ocasión toca turno a la actual joya de Milan, Stephan El Shaarawy. Además de su peculiar look, el joven rossonero llama la atención por su olfato ofensivo, mismo que lo tiene en la cima de la lista de goleadores en el Calcio.

PERSONALIDAD. Sus compañeros lo describen como un joven tranquilo y con bastante madurez para soportar la presión de jugar en un equipo como Milan. Tal personalidad fue moldeada desde el hogar, pues Stephan es hijo de un hombre dedicado a la psicología y desde chico fue orientado a asimilar éxito y fracaso en el futbol.

ITALIA. Egipcio de nacimiento, el padre de Stephan también cuenta con nacionalidad venezolana debido a que vivió en dicho país. Este detalle le abría las puertas al joven jugador para vestir la Vinotinto, así como también la playera egipcia. No obstante, Stephan tomó la decisión de jugar para la Azzurra por razones muy simples: nació en Italia y creció jugando el futbol italiano. Se negó a formar parte de la lista de jugadores que aprovechan cualquier oportunidad de ser seleccionados sin sentir los colores del país que los alberga en lo deportivo.

EDUCACIÓN. Pese a ser un futbolista que ya destaca en Milan y comienza a ser seguido en el mundo, El Shaarawy concibe al futbol como un deporte efímero y le gustaría prepararse con estudios universitarios para cuando llegue el retiro. La carrera de su preferencia es Economía y le agrada la idea de verse en las aulas tomando clases.

CASSANO. Sufrió la partida de Antonio Cassano al Inter de Milán. No tanto porque se fuera con el acérrimo rival, sino porque se fue al que considera su mejor compañero en una cancha. Lo concibe como un guía para saberse desenvolver en el terreno de juego: «Siempre te pone delante de la portería». Cree que nunca debió irse del club rossonero.

IBRAHIMOVIC. Más allá de caer en la polémica sobre si puede llenar los zapatos del sueco, Stephan recuerda a Zlatan como un tipo imponente de carácter duro y que le generaba tensión. Sin embargo agradece haber convivido con Ibra porque eso le enseñó a no achicarse. «Él nunca quiere que la gente se equivoque y algunas veces fue algo pesado, pero sé que lo hacía por mi bien».

Lee también   10 curiosidades de Mats Hummels

KAKÁ. Al igual que muchos futbolistas, El Shaarawy ve en Kaká a un ídolo. Simple y sencillamente le fascina el futbol del brasileño y suplica para que regrese al equipo: «Me gustaría aprender de él; verdaderamente un jugador increíble».

ANTONINI. Para relajarse y distraerse previo a cada partido, El Shaarawy se sienta a perder el tiempo con videojuegos. No lo hace solo. Luca Antonini comparte su afición por las consolas y controles, por lo que ambos se encierran a jugar mientras sus compañeros prefieren salir a dar la vuelta.

VANIDAD. Le gustan su nombre y apellido, pero si algo le encanta es que lo llamen por su apodo, El Faraón. ¿Por qué? Porque él mismo se lo puso y le fascina cómo se escucha cuando le dicen así. Le enorgullece presumir que el mote es de su creación.

PEINADO. Le extraña que le pregunten por su peinado, pues para él no tiene nada del otro mundo. De igual forma considera que cortarse la cresta o cambiar de look no se negocia. Bueno, sí. Modificaría su peinado siempre y cuando meta goles en la final de la Champions League. Ni siquiera los encantos de una mujer le merecen quitarse la cresta.

MOTIVACIÓN. Que lo reten es algo que le agrada. Entre mayor es el reto, mayores son sus ganas de vencerlo. El último fue de Ambrosini, quien lo caló diciéndole que no haría siete goles antes de que acabe el 2012, pero que en caso de conseguirlo él le pagaría las vacaciones. El Shaarawy lleva ocho dianas y no gastará ni un dólar en Navidad.

FUENTES: UEFA, El País, La Gazzetta dello Sport, QuotidianoCalcio, Milan web.