10 curiosidades del vicepresidente de Surinam que a sus 60 juega Concacaf League

A veces no hay que remontarse a África profunda para encontrar episodios desopilantes de fútbol que dejan de dar un poco de risa cuando hay un criminal autoritario detrás. En nuestra misma América encontramos casos para reseñar.

Este martes se hizo viral que el vicepresidente de Surinam Ronnie Brunswijk se convirtió en el hombre más viejo en jugar un partido oficial internacional de clubes a sus… 60 años.

Disputó 53 minutos en los que coincidió en el césped con su hijo Damian, en el que su equipo (literalmente su equipo) Inter Moengotapoe cayó 0-6 el Olimpia de Honduras  en los octavos de final de la Concacaf League.

Brunswijk, ladrón de bancos, guerrillero, político y buscado por la justicia es todo un personaje. Ya debes haber leído la noticia, ahora, te presentamos diez datos que no sabías.

1-¿Y si le hubiesen aumentado el sueldo?

Adelantemos la historia, que ya se imaginan, tuvo una infancia pobre y difícil en una todavía colonia neerlandesa, que su casa tenía el piso de tierra, eran diez hermanos y la única manera de comer carne era cazando animales. Su historia política, de un hombre que se enroló en el ejército y fue destacado paracaidista, estalló en los años 80. Sus inicios fueron como guardaespaldas a inicios de los 80 del presidente Desi Bouterse. Cuando Ronnie le pidió un aumento a Desi y este se lo negó, se peleó con el presidente vitalicio de Surinam (hasta hace poco) y robó un banco, huyendo al este del país. Con esos fondos comenzó su guerrilla y sus negocios

2-El “Robin Hood” de la selva

Ronnie crea el «Comando Jungla» y desde 1986 hasta 1992 se dio lo que se conoce como «la guerra del Interior» en Surinam, una guerra civil que lo tuvo como cabecilla de la insurrección al presidente, con fuerte presencia en la zona más selvática del país, al oriente del mismo. Fue conocido como “El Robin Hood de la selva”. A la par que ayudó comunidades olvidadas por años, robó, mató y secuestró para demostrar poder. Una vez finalizado el conflicto, su movimiento pasó a ser partido político.

3-La primera vicepresidencia

En las elecciones de 2010 su partido logró conseguir 30.804 votos y un 20%, logrando 6 escaños en la Asamblea. Desi Bouterse, antiguo enemigo político y que en las elecciones había logrado el primer lugar, le pidió una coalición para que pudiera conseguir las 2/3 partes de los escaños necesarias para gobernar. En las elecciones a la Asamblea del 9 de julio de ese año, Bouterse se hizo con la presidencia y Brunswijk obtuvo un puesto como vicepresidente. Duró poco y volvió al sector de oposición.

4-Un golpe fuerte, en pandemia

Hubo polémica por las elecciones en pandemia de 2020. Ronnie aseguraba que no se podían aplazar y que el Covid-19 era una mentira de los poderosos. Brunswijk se corona como presidente de la Asamblea y en un acuerdo con Chan Santokhi se forma una coalición muy popular para que este sea presidente y Ronnie, el vice. Renunció así a la Asamblea. Por cierto, en julio de 2020 estuvo hospitalizado de Covid-19 y casi no la cuenta. Por cierto, Santokhi fue comisario de policía y persiguió a Ronnie durante la guerrilla.

Lee también   Interpol expide orden de Busca y Captura a miembros de la FIFA

5-Sus negocios

Desde que dejó de ser guerrillero y entró a la política, ha estado vinculado al narcotráfico y a negocios variados, vinculados con la minería. Compró una isla para él solo (la cual era un atractivo turístico en otras décadas) y por supuesto, fundó el Inter Moengotapo en 1992, en su pueblo natal, siendo el equipo más ganador de ligas de ese país en este siglo XXI con diez en total, ganando de forma consecutiva las últimas seis, en las cuales, obviamente ha jugado cuando hay partidos importantes. ¿Qué cosas, no?

6-Su “casa”

Pero como no podía ser de otra manera, el estadio donde juega el Inter tiene su nombre” Ronnie Brunswijk Stadion”. Fue levantado en 2002, para celebrar el 10mo aniversario del club y por supuesto, el hombre jugó el partido amistoso inaugural. Es una coqueta instalación para 3000 personas. Como ya deben presumir, ya ha sido casa de la selección de Surinam.

La foto muestra a un Ronnie viendo con orgullo a Damian

7-Un buen padre (¿?)

Otro dato curioso del popular Ronnie es que tiene 50 hijos. Sí, leyeron bien. Un artículo que hace referencia al autoritario vicepresidente dice que tiene más, pero solo ha reconocido ante la ley a 50 “porque es una cifra atractiva y redonda”. Damián, su favorito (porque entre tantos es el único que más o menos patea el balón), juega en el equipo del cual es dueño y coincidieron en el partido del que todos hablan.

8-Repartir dinero y sus problemas

Ha tenido como costumbre repartir dinero, dólares a la gente por donde pasa, e incluso, sobrevolar aldeas empobrecidas y soltar billetes desde un helicóptero. Sin embargo, Concacaf abrirá un expediente por aparecer en un video luego del partido contra Olimpia repartiendo dinero al equipo rival.

9-La dualidad de Robin Hood

Aunque se le acusa de muchos delitos, tiene impacto en el pueblo porque ha llevado servicios públicos a lugares donde en más de un siglo no había electricidad ni agua. “Yo conocí la electricidad cuando salí de mi aldea, no quiero que nadie más pase por eso”, dijo el político. De hecho, la reforma en cuanto a servicios públicos es bien valorada en la sociedad. Ronnie es toda una dicotomía.

10-Solo para partidos de local

Si Concacaf se sigue haciendo a vista gorda, Ronnie solo puede jugar partidos de local. Tiene pedido de captura por la Interpol por todo lo mencionado: crímenes, homicidios y especialmente el estrecho vínculo con el narcotráfico. Así que solo podrá mostrar su “talento” en los juegos en el estadio que lleva su nombre