Uno de los íconos más importantes de la historia del futbol; líder nato, adelantado a su época y con casta de campeón, hoy en su cumpleaños 71 te presentamos: 10 curiosidades de Franz Beckenbauer:

1.- Múnich: Nacido un día como hoy pero de 1945, en plena decadencia de la Segunda Guerra Mundial, Franz Anton Beckenbauer inició sus pasos en el futbol en el TSV Múnich 1860 de su natal Múnich. Fue a los 14 años que el hasta entonces mediano Bayern Múnich se fijó en él y se lo llevó a sus filas para debutarlo profesionalmente a los 19 años.

2.- Primer Mote: Desde muy chico, se daba a notar con sus cualidades para manejar el balón y moverse en el campo; sus amigos le llamaban der Brasilianer (Brasileño) por su estilo de juego. En múltiples ocasiones, declaró que le hubiese gustado jugar en el Brasil de Pelé.

3.- Kaiser: Conocido por ser «El Emperador» del futbol, este apodo se lo adjuntaron hace muchos años; puntualmente, en Viena, donde le hicieron una foto, por casualidad, junto al cuadro del Emperador Francisco I de Austria. Tal era el porte del alemán que todos comenzaron a llamarle Kaiser (emperador en alemán).

4.- Campeón: Es un campeón nato; nació para ganar. Su primera participación en una Copa del Mundo (torneo que consagra a las grandes leyendas del deporte) fue en Inglaterra 66 donde maravilló al público. Jugó en México 70 donde comandó a la Selección Alemana al tercer puesto venciendo a Uruguay pero 4 años más tarde, se consagró como campeón del mundo al vencer a La Naranja Mecánica en Alemania 74. Además, consiguió la Eurocopa de Bélgica 72, 3 Ligas de Campeones de la UEFA, 1 Copa Intercontinental, 5 Bundesligas y, la cosa no para ahí, como entrenador, también ganó la Copa del Mundo en Italia 90 con Alemania además de Bundesliga (sí, con el Bayern) y 1 Copa de la UEFA.

5.- Dislocado: Una de sus grandes hazañas fue haber disputado parte del Juego del Siglo (Alemania vs Italia en México 70) con el hombro derecho dislocado. Luego de que el tiempo regular terminara en empate de 1 gol, Alemania había hecho todos sus cambios a lo que Beckenbauer se negó a salir del campo y jugó el tiempo de compensación sin gestos y aunque Alemania terminó perdiendo ante los italianos, aquel, es el gesto más grande de carácter y liderazgo dentro de un campo de juego.

Lee también   Tele-Risa: Día 12

6.- Revolucionario: A él se le adjudica la invención de la posición como líbero. Empezó jugando como lateral izquierdo pero después lo movieron al medio campo donde revolucionó las formas de defender y crear juego.

7.- Ícono de Moda: la marca deportiva alemana ADIDAS se inspiró en el ícono de Beckenbauer para lanzar una línea de ropa que hasta el momento sigue vigente con zapatillas y conjuntos deportivos que llevan su rostro y su imagen.

8. Dopaje: Ya retirado de las canchas, en una entrevista, afirmó que en su época como futbolista usaba «un método particular para mantenerse en alto nivel» el cual, desde las palabras del Kaiser, consistía en inyectarse su propia sangre, lo que provocaba una inflamación artificial de los glóbulos en la sangre y aumentar el rendimiento general del organismo. Cabe recalcar que en el año que se hicieron las declaraciones (1977) dichas prácticas aún no eran «prohibidas».

9.- Fraude: Fue acusado de fraude ante la FIFA; puntualmente por su participación como Presidente Organizador del Mundial de Alemania 2006 por haber comprado el mundial ante los altos mandos de la organización usando sus influencias. Esto le causó salir de las cámaras donde fungía como comentarista deportivo, del Diario Bild donde fungía como columnista por más de 30 años.

10.- Histórico: A la fecha, Beckenbauer sigue siendo reconocido como uno de los entes más grandes del futbol. Es el segundo ser humano en la historia en conseguir la Copa del Mundo como futbolista y como entrenador (el primero fue Mário Alberto Zagallo con Brasil) y además, de los pocos que han fungido como jugador, entrenador y directivo con un club (Bayern Múnich) y haber conseguido títulos en todos los niveles.