10 curiosidades sobre André-Pierre Gignac, el héroe de Tigres

10 curiosidades sobre André-Pierre Gignac, el héroe de Tigres
10 curiosidades sobre André-Pierre Gignac, el héroe de Tigres

André-Pierre Gignac es posiblemente uno de los mejores extranjeros que ha pasado por el fútbol mexicano. Ha hecho historia con Tigres al avanzar a la final del Mundial de Clubes y sin miedo, ahora encara al todopoderoso Bayern Múnich.

De sangre gitana, tiene una historia bien particular. Pasó de ser foco de burlas por su sobrepeso a ser un ejemplo de buen físico a sus 36 años. Rindiendo a altísimo nivel, hoy es la cabeza de un Tigres que tiene ilusionada a toda su afición.

Pero, ¿Qué detalles conocemos de este maravilloso jugador? ¿Cómo era su vida antes de venir a México? Vamos a repasar 10 curiosidades sobre André-Pierre Gignac, jugador de moda en el norte de México.

 

1-Sangre gitana

Nacido y enlazado en la comunidad gitana a través de su madre Corinne, André-Pierre creció en Port-de-Bouc, cerca de Marsella, en el distrito de los Condes. Un barrio «caliente» según su padre, pero donde se sigue ejerciendo la solidaridad entre los habitantes del Magreb o los gitanos. Al poco tiempo, sus padres se divorciaron, pero mantuvo siempre buena relación con los dos.

2-Nunca se olvidó de sus raíces

“Durante las vacaciones de verano, no fue a las Bahamas ni a Miami como otros futbolistas, vino durante dos semanas a ver a su familia y amigos. Y aprovechó para visitar a su primo Yohan (Mollo, el futbolista de ASM) en Mónaco ”, cuenta su padre Gerard Ginac sobre su hijo, que poco olvida su origen. También contó que su apodo casero es “Dedé”.

A la derecha, con carnet, el papá de Gignac

3-Como buen gitano, el fútbol de aquí para allá

Gérald Gignac es un ex futbolista en Martigues y se reconviertió director de seguridad y responsable del reclutamiento de FC Martigues en 2020, hace poco . André-Pierre creció en Fos-sur-Mer y comenzó a jugar al fútbol allí, a la edad de cinco años y medio en el Etoile sportive Fosséenne. Luego le tocó viajar ir todos los días a Martigues (a unas horas de casa), club donde militó su padre.

4-Nómada y cazador

Aun practicando fútbol, dormía en caravanas, ayudaba a su familia a vender ropa y zapatos en los mercadillos y capturaba –según lo dicho por él en varias entrevistas-, ciervos y conejos. Gracias a ese pasado, Gignac conserva una de sus aficiones favoritas: la caza.

5-Una Copa inolvidable

Este modesto Martigues (hoy en Championnat National 2 o tercer nivel del fútbol francés) dio la campanada en la 2001-2002 (André-Pierre tenía 17 años) en la Copa Gambardella, el torneo más prestigioso de la Federación Francesa de Fútbol y cuya final se juega en París en el Stade de France. Es habitual ver en últimas instancias a filiales del Lyon, Mónaco o Marsella, pero este modesto con Gignac a la cabeza alcanzó las semifinales, perdiendo ajustadamente con OGC Nice. A partir de ahí, André-Pierre se hizo notar por los equipos importantes de ese país.

6-Aquella hamburguesa

Tras pasar por Lorient y Pau FC, Gignac recaló en Tolouse. Su segunda temporada fue fantástica: marcó 26 goles en 46 partidos, algo que ningún atacante de ese equipo había logrado. La temporada siguiente fue un poco más floja (16 goles) debido a lesiones, pero esa campaña 2008-2009 ya le hizo apetecible para el Marsella, donde seguiría su carrera. En su primer momento de mayor fama, L´Equipe en alianza comercial con McDonalds le invitó a comer y probar un producto que estaba por salir al mercado: Double Bacon sabor especial. La comió, tomaron fotos y e hizo una reseña. Años después, en Olympique de Marsella, eso le costó insultos por su mal estado de forma y burlas. Fue un hit el “Un Big Mac para Gignac” entonado por la afición del peor enemigo del OM, el Paris Saint Germain. Como nota curiosa, Burger King utilizó una imagen con “Un Whooper para Gignac” para abrir unos restaurantes en Marsella, pero el jugador no había autorizado la publicidad y estuvo a punto de demandar.

Lee también   10 curiosidades de: Giovani Dos Santos

7-Bielsa, el salvador

Precisamente, por su exceso de peso, le valió la fama de “come-hamburguesas” y una cantidad de burlas. Estaba apartado en el OM, perdiendo protagonismo. Pero Marcelo ‘El Loco’ Bielsa se encargó de volverlo a poner en su mejor forma. “Te conozco de memoria, sé todo sobre tu carrera. Vas a perder unos kilos y marcarás 25 goles”, le dijo Bielsa cuando recién llegó a Marsella. En cuatro meses recuperó su forma física. Arrancando el torneo, marcó diez goles en diez juegos y fue el jugador del mes de Agosto de 2014. En sus dos últimas campañas con el “Loco” levantó el vuelo y marcó 22 y 24 goles con OM antes de partir a México.

8-Su mucama lo demandó

En marzo 2010 es citado por el Juzgado del Trabajo por su ex limpiadora a la que empleó durante más de un año sin declararlo. Procesado por “despido sin causa real”, también fue reclamado por daños y perjuicios por “trabajo encubierto”. Al final, arregló económicamente con la señora.

Yohan Mollo

9-Familia de futbolistas

No solo el padre, Gerard fue futbolista. Por los lazos gitanos, André-Pierre tiene un primo mayor, Jacques Abardonado, que también jugó en Marsella, que lo tuteló y lo guió en su carrera como futbolista. Ahora, Gignac devuelve el favor con otro primo, Yohan Mollo (31 años), que ha pasado por el fútbol español, francés, griego, ruso y actualmente juega en Mónaco.

10-Un contrato extravagante

En 2015, cuando fichó con Tigres se revelaron varios términos de su contrato. Más allá de los montos económicos (1 millón de Euros al año, 25 millones en caso de ruptura unilateral) hay algunos apartados interesantes, como exigir ocho pasajes ida y vuelta al año a Francia. Notificar de entrenamientos al menos con doce horas de antelación (de lo contrario, podría no asistir sin pena de multa) y según Football Leaks, el contrato lo firmó como ciudadano nigeriano, aunque esto último ni se ha confirmado ni se ha desmentido.