10 curiosidades sobre: Brasil campeón de 1910 curiosidades sobre: Brasil campeón de 1970

El 21 de junio la Brasil de Pelé cumplirá 50 años de haber conquistado el Mundial de México 1970. Para los expertos, esta selección fue la más brillante de todos los tiempos. Era magia, efectividad, contundencia, triunfo.

Fue un mundial con muchos cambios: Por primera vez la pelota dejaba de ser marrón, evidenciando los cueros y se pintaba de negro y blanco. Aparecieron los cambios y las tarjetas, rojas y amarillas, aunque no hubo ningún expulsado. También se estrenó la tele a color para todo el mundo.

También, Brasil tiene una historia para contar. Lo previo al mundial, en plena dictura, fue algo convulso. Pero el secreto fue amalgamar tanto talento junto. Un ataque fiero que no dejó por fuera a ninguna de sus estrellas.

En medio de estas celebraciones de medio siglo, te presentamos diez curiosidades de esta selección inolvidable que trasciende los tiempos.

10-Inicios complicados

Esta selección tuvo unos meses previos al Mundial bastante convulsos. El periodista y entrenador Joao Saldanha hizo una brillante eliminatoria como timonel brasileño y tenía la simpatía del público. En especial por hacer frente a la dictadura militar de Brasil.De hecho, cae en malas con el presidente Emilio Garrastazu Médici al no convocar a un jugador sugerido por él, Darío. Joao, apodado “Joao sem medo” (Juan sin miedo) cuando le preguntaron sobre la “sugerencia” presidencial, soltó: “bueno, yo también tengo algunas sugerencias para dar en las opciones de ministerios del Presidente”. El dictador presionó hasta que lo despidieron.

9-Zagallo premonitorio

Pelé no venía en buena forma: víctima de patadas en un Mundo que no conocía a fondo las tarjetas (la roja y la amarilla se estrenaron en México 70) y exhausto por las giras mundiales con Santos. Garrincha, ya no estaba y el técnico inicial, Saldanha, había sido echado por la dictadura. El DT electo, Mario Zagallo, ante tanto cuestionamiento se paró firme y dijo: “Seremos los primeros en llegar a México y los últimos en irnos». Fue la primera selección que se concentró en México, 21 días antes del evento.

8-Guanajuato, un gran secreto de Brasil

Del cuerpo técnico anterior siguió Claudio Coutinho, un capitán del ejército que tuvo estudios avanzados en preparación física. Según cuenta el gran jugador Rivelino en el documental Becoming Champions, escogió Guanajuato para trabajar “por su altura, que es igual o superior a la de Ciudad de México. Eso nos ayudó mucho”. Allí disputaron muchos partidos amistosos y se bañaron del cariño de la gente.

7-Los cinco “dieces”

Aunque no hablamos de cinco enganches, el concepto del “diez” de hoy, se le llamó a la estrategia de “Lobo” Zagallo de juntar a las cinco vedettes y máximas figuras ofensivas de Brasil. Era muy complicado dejar por fuera a alguno y ponerlos todos en igual nivel de dificultad. Zagallo se la ingenió: El talentoso Rivelino, al extremo izquierdo, Gerson a la derecha, Tostao, y Jairzinho (que era un ‘wing’ derecho diabólico), más adelantados. “Y Pelé, por donde le diese la real gana”, recordó el historiador Ángel González. ¿Y quién defiende? Pues Clodoaldo bastaba para robar balones y dar salida. Un 4-2-4 muy despiadado, con un Gerson que abandonaba la línea de 2 para tirarse a la banda.

Lee también   Pelé es enviado a cuidados intensivos en Brasil

6-El equipo de los remates

Gracias a la preparación física en Guanajuato y la mano de Coutinho, el equipo brasileño terminó con mejor fondo físico que sus adversarios, a los cuales despachaba sin piedad en los complementos. De los 19 goles que marcó en todo el Mundial, doce fueron en el segundo tiempo. Como muestra, la final que terminó empatada 1-1 con Italia y en el complemento cayeron tres goles más para el 4-1 definitivo.

5 -El ojo de Pelé

«Pelé es miope y tiene un problema en la cadera, por eso no será convocado para la Copa del Mundo de 1970» fue una de las palabras que dijo Joao Saldanha meses antes del Mundial. En el debut, la Canarinha goleó 4-1 a Checoslovaquia con un gol de Pelé. Tras el partido, Zagallo afirmó: «El disparo de Pelé desde el centro del campo en el saque inicial ante Checoslovaquia fue la forma de Pelé de decirle a Saldanha y al mundo que su vista estaba perfecta».

4-Duelo inolvidable

En cuartos de final, el rival fue Perú que tenía hombres virtuosos como Hugo Sotil, Teófilo Cubillas, Pedro León y Alberto Gallardo. A los incas los dirigía el legendario brasileño Didí, compañero de Zagallo en el bicampeonato mundial (1962), quien quedó con lágrimas en los ojos tras la derrota inca por 4-2. Fue uno de los partidos más hermosos de la historia del fútbol.

3-Un fantasma rondando

Uno de los partidos más tensos de este Brasil fue contra Uruguay, en semifinales. Brasil perdía 1-0. “Jugaban mejor, habían hecho un gol y el fantasma del 50 (Maracanazo) renacía. Antes de terminar el primer tiempo empató Clodoaldo, pero al llegar al vestuario recibimos una gran bronca de Zagallo. Decía que el equipo estaba apático, medroso y él quería hombres en el campo. En la segunda parte nos soltamos, Uruguay ya estaba cansado y marcamos otros dos goles”, recordó Tostao en sus memorias (1997).

2-Un Copa y nos vamos

Pelé, que en varias fases del torneo dejó el ataque puro para crear goles para sus compañeros, sabía que sus dolencias no le iban permitir ir más allá. Así que era este ganar este Mundial o nada. Luego de alzar el trofeo, soltó: “Esta fue mi última Copa, soy el hombre más feliz del mundo», exclamó Pelé en medio de los festejos. Fue la mejor despedida para un jugador único.

1-La Copa que no sobrevivió

La Copa Jules Rimet fue bien acontecida. Nació de las manos del artesano francés Abel Lafleur, que la dejó lista en abril de 1929, una copa con la Diosa Victoria bañada en oro. Tras ganarla Inglaterra fue robada y encontrada por un perro. Luego, como estaba estipulado, el equipo que la ganara tres veces se la quedaría por siempre. Fue Brasil, en 1970 que la envío definitivamente a sus vitrinas. Pero en 1983 fue robada de la Confederación Brasileña y fundida por los ladrones. La FIFA en 1986 les envió una réplica, pero no sería lo mismo.