10 curiosidades sobre: Claudio Pizarro

 

El lunes, en un angustiante partido para su querido Werder Bremen, Claudio Pizarro, uno de los delanteros más prolijos de la América Latina puso fin a su carrera deportiva luego de más de dos décadas dedicado a la actividad profesional.

Deja números de récord en Alemania, donde ganó muchos títulos. Seis Bundesligas, seis Copas de Alemania, una Supercopa de Alemania y otra de Europa, una Champions, una Intercontinental y un Mundial de Clubes, con 253 goles regados en Europa. Es el peruano más exitoso en el exterior. En Perú, sienten orgullo por él, pero hasta cierta medida. Es un personaje particular.

A sus 41 años y con el físico en contra, dijo adiós a las canchas. Fue en un partido de promoción y permanencia, en el que Bremen se jugaba su estancia en la Bundesliga tras 40 años consecutivos en el nivel más alto del fútbol alemán. Salvarse en la raya fue celebrado también con el retiro del legendario peruano.

El “Bombardero de Los Andes” cierra así una etapa que es inolvidable. A continuación, repasamos diez curiosidades de este insigne goleador.

 

1-Hijo de un militar

Claudio Pizarro nació en la Provincia Constitucional del Callao. Comenzó su carrera en las divisiones menores de la Academia Deportiva Cantolao , esa que ha dado tantos futbolistas prodigiosos al Perú. Entre los 10 y 12 años vivió en el puerto norteño de Paita. Según sus propias palabras, «el puerto de Paita lo marcó como persona ya que supo el verdadero significado de la amistad y lealtad». Su traslado a Paita se debió a que su padre fue Oficial de la Marina de Guerra del Perú.

2-Seducido con más que dinero

Luego de recalar en el Werder Bremen en el año 1999 su máximo rendimiento no pasaba desapercibido. Los medios indicaban que el Real Madrid y el F. C. Barcelona de España; el Inter de Milán, de Italia y el Borussia Dortmund, se encontraban en la carrera para contratar a Pizarro.. Finalmente, luego de semanas de especulaciones, Pizarro fue contratado por el Bayern de Múnich y para motivarle más y hacerle sentir especial, el club bávaro le entregó la camiseta número 14 del club, un número histórico ya que ese número fue llevado por mucho tiempo por Karl-Heinz Rummenigge.

3-Café para el día del padre

Werder Bremen suela sacar por el día del padre una edición especial de café peruano. Un paquete de 250 gramos y el empaque muestra al futbolista peruano Claudio Pizarro, que es embajador del producto. Tostadores de café alemanes suelen ir a Perú a trabajar con su café o importarlo directamente. Perú es el tercer exportador café mundo

4-Mala suerte en Chelsea

Pizarro tuvo dos pasos infelices por el Chelsea londinense. El primero en 2007, bajo el mando de José Mourinho. No pudo hacer un hueco como delantero titular, pues debía bregar con Didier Drogba, Adriy Shevchenko, Salomon Kalou y luego con Nicolás Anelka. Aún como suplente, hacía goles y asistencias. Pero, al marcharse Mouriño casi no contó para el técnico israelita Avram Grant. Volvió a Alemania. En 2009, regresó al Chelsea pero luego de la pretemporada, no convenció a Carlo Ancelotti y regresó donde siempre es bienvenido: Werder Bremen.

Lee también   Mónaco ficha al reemplazo de Radamel Falcao

5-Récordman en Bremen

Pizarro se despidió como el máximo goleador histórico del Werder Bremen, con 153 goles, aparte de ser el extranjero con más partidos en el equipo. Hay que decir también que es el extranjero con más partidos en la Bundesliga, el tercero con más goles y el extranjero que más títulos ganó con el Bayern Múnich (18).

6-Costumbres peruanas

Jugador peruano que no está envuelto en un escándalo con su selección, no es peruano. Y Pizarro no podía faltar a esta “tradicional” cita. En 2010, en las Eliminatorias Conmebol, fue suspendido a raíz del escándalo acaecido en el Hotel «Golf Los Incas» donde varios jugadores de la selección peruana, en plena concentración, organizaron una fiesta en el mencionado hotel con mujeres. Por castigo, no jugó el resto de los partidos del premundial.

7-No es muy querido en Perú

Pizarro, contrario a lo que se pueda pensar, no es bien visto en Perú. Aunque es el quinto goleador histórico de la selección (25 goles, 95 partidos), apenas tres pases a gol y seis dianas anotó en cuatro eliminatorias que jugó. Hay divorcio con la selección. De acuerdo a una encuesta realizada por El Comercio-Ipsos, el 82% de los peruanos no quería que Pizarrofuera parte de los escogidos para ir a Rusia 2018.

8-El incidente con Guerrero

Fue inolvidable un partido de eliminatoria contra Uruguay pidió cambio por una supuesta lesión en el hombro. Entonces el delantero uruguayo Edison Cavani marcó en contra de los peruanos y desató la furia de varios compañeros de Pizarro, entre ellos el delantero del Flamengo y emblema de la selección, Paolo Guerrero, que le lanzó un grito al «Bombardero de los Andes» que se repitió por las y las tribunas de Perú: “¡Huevón, Huevón!». Dicen que este acto de displicencia generó más divorcio entre los hinchas de a selección y el atacante.

9-El payaso fue él

En la Champions de la 2003-2004, mientras entrevistaban a Roy Makaay tras el emparejamiento entre Bayern y Real Madrid en octavos, se oyó un grito a lo lejos: “Le vamos a meter cinco a esos payasos”. Se trataba de Pizarro. La frase recorrió el mundo e incluso fue portada de Marca. «No quise ofender a nadie con aquellos comentarios. Los hice en el bus del equipo, con los compañeros, pero lamentablemente se acabó enterando todo el mundo», se disculpó después. Valió poco porque terminó ganando el Real Madrid la llave.

10-Racismo de pequeño

El año pasado, al escribirse su autobiografía, Pizarro reveló un trauma que vivió de chico: el racismo. En la Academia Cantolao, donde juegan niños aindiados y de escasos recursos, “Pizarrinha” era el único blanco y de clase media. “»Al principio fue un poco difícil para mí, porque era el único chico blanco y todos me miraban de forma extraña. Luego, cuando jugamos al fútbol, todo salió bien”, confesó.