La selección croata es un verdadero milagro. Con un grupo dirigidos por un DT con apenas nueve meses en el cargo, ha superado la terrible carga física de tres prórrogas para inscribir su nombre en una final de un Mundial. Este equipo, que quizá por nombres contaba como animador del certamen, más no como candidato a título, ha despertado la simpatía del planeta. Conozcamos un poco más a fondo algunos detalles de esta generación gloriosa.

10- Cambio en el momento justo

La primera final de Croacia fue el año pasado, en octubre. El seis de ese mes, el cuadro ajedrezado empata con Finlandia 1-1. Esto, comprometió severamente las opciones de este equipo y debían ganar en Kiev a Ucrania en la última fecha. Al terminar el partido fue destituido Ante Cecic y asumió Zlatko Dalic, quien debía asumir en 24 horas y ya el nueve de octubre jugarse la vida como forastero. Logró el milagro de ganar 0-2 a los ucranianos como visitante y asegurar el repechaje. En esa instancia, despachó a Grecia en un global 2-2. Es la segunda selección en llegar a una final de un Mundial tras un repechaje, luego de Alemania en 2002.

9-Medallista ausente

El explosivo Nikola Kalinic es uno de los protagonistas anecdóticos de esta Croacia histórica. Tras negarse a jugar cinco minutos finales en el estreno ante Nigeria, fue echado de la concentración del equipo por indisciplina. Mientras el mundo piensa como pudiera estarse lamentando por perderse estos momentos con su país, publica fotos en sus redes jugando al billar. Lo chistoso del asunto es que le tocaría una medalla, de oro o de plata, ya que en las normas del torneo, se debe entregar una medalla a cada uno de los 23 convocados a la cita.

 

8-Otro que se lo pierde

La euforia de la gloria, combinada con heridas del pasado, puede ser un cóctel mortal. Ognjen Vukojevic, exfutbolista  y asistente técnico en el combinado croata, fue echado de la concentración por grabarse en un video cantando “Viva Ucrania”, en una clara provocación a Rusia (recordemos la anexión de Crimea) tras eliminar a los anfitriones en cuartos.  Domagoj Vida, el central que se ha hecho famoso por su rendimiento y su “memeable” nombre, también participó en el video, pero se le perdonó su apellido. Sin embargo, la FIFA investiga el caso y pudiera sufrir una multa.

7-El rosario milagroso

Si bien, por cómo está compuesta esta gesta (cansancio acumulado, clasificación apurada, proceso de DT corto) se puede hablar de un milagro (más la pobre infraestructura de desarrollo en Croacia), debe tener algo de cierta la ayuda divina. Al  técnico Zlatko Dalic se le ve con un rosario en la mano y es que, aparte de las fuertes creencias cristianas que le inculcó su familia, de joven fue monaguillo.  De hecho, en entrevistas con medios croatas siempre suelta “la fe primero que el balón”.

6- La popular Tía Iva

Iva Olivari no podía faltar en este top de curiosidades. Ya seguro has oído hablar de ella: la primera mujer que se sienta en un banquillo de un mundial como gerente de selecciones. Va a ser muy enfocada en la final del Mundial por su creciente popularidad y por ser una inspiración para las damas que adoran el fútbol. Ya le habíamos hecho un trabajo que puedes leer aquí.

 

5-  De fuego

Tras años siendo conocida como la “ajedrezada” por los comentaristas perozosos, gracias a Internet, muchos se enteraron del apodo de esta selección. Los “Vatreni” o “los de fuego” (también puede ser traducido como “los audaces”) es el apodo propio de este combinado. El nombre surgió cuando nacía la selección en los 90 “debido a que estos futbolistas jugaban con fuego en el alma. Vatren (fuego ) también es asociado al infierno.

Lee también   Mundial de Rusia 2018: Lo que debes saber del Grupo D

 

4-Documental mexicano

La suerte le sonrío a Edson Ramírez (director), Alfredo Sánchez (productor) y Jorge Linares (director de fotografía), realizadores mexicanos quienes hace más de tres años apostaron a sacar un documental llamado “Vatreni” sobre la guerra balcánica y el impacto de tener una selección de fútbol, aunado a la actuación del país en Francia 1998.  La película fue vista por el técnico Dalic y los jugadores: “Le gustó tanto que se la enseñó a los jugadores porque había encontrado en ella elementos motivacionales suficientes para inspirarlos, reconectarlos con sus raíces, con su gente y con aquellos jugadores que habían sido sus estrellas cuando eran niños”, dijo Ramírez. Fue estrenada en mayo pero ha tenido dificultades de internacionalización por temas de derechos de FIFA de los partidos.

3-Infraestructura prestada

Cuando hablamos de que lo de Croacia es un milagro, lo hacemos en toda la extensión. La infrastructura federativa, que antes de que asumiera la presidencia el legendario exjugador Davor Suker era un nido de corrupción, es prácticamente inexistente. Sin embargo, hay un equipo que prácticamente monopoliza el desarrollo de jugadores de primer nivel y obviamente, la selección se beneficia de ello. El Dinamo Zagreb, cuadro por el que siente simpatía cerca del 40% del país, suele formar jugadores de buen pié que terminan brillando en los grandes de Europa y en su selección.  Lika Modric, Dejan Lovren, Mateo Kovacic o Marcelo Brozović se formaron ahí. Mario Mandzukic fichó por ese equipo a los 21 años (tras estar exiliado en Alemania) y de ahí dio el salto al extranjero. Es una de las seis mejores academias de Europa.

2-La presidenta más divertida

Kolinda Grabar-Kitarović presidenta de Croacia, se ha permitido apoyar a su selección en unos días que tomó como vacaciones. Se pagó los viajes en avión en clase turista y compró boletos de público en general. Vestida siempre con la camiseta de su selección, fue apenas en los cuartos de final que Gianni Infantino, presidente de FIFA, la invitó al palco presidencial. La mandataria, que ha roto el protocolo y ha bajado a saludar a los propios jugadores en el vestuario, dice que es mejor el ambiente de la grada que el de VIP.

1-Los hijos de la guerra

El aspecto más importante de este equipo es su fortaleza mental. Varios de estos jugadores sufrieron de pequeños los horrores de la guerra yugoslava y hoy, tienen la piel curtida para superar adversidades en un juego.  Mario Mandzukic por el conflicto armado tuvo que dejar su tierra y buscar asilo en Alemania, aunque luego fue revocado y tuvo que regresar con su familia a su país de origen. Rakitic nació en Suiza, pues sus padres huyeron del conflicto.  Luka Modric tuvo que huir de Zadar, población duramente afectada por el conflicto. Su abuelo fue ejecutado por paramilitares y es un amargo recuerdo que lo persigue de por vida, al igual que sus patadas al balón en campos de refugiados. Y así, unas cuantas historias de dolor que engrandecen a una selección que quiere llevar un mensaje al mundo sobre la fortaleza de un pueblo.