Para los villamelones faranduleros del fútbol, ayer fue el nacimiento de Dusan Tadic, jugador serbio que él solito liquidó con un gol y dos asistencias al Real Madrid. Su actuación puso fin a una era difícil de imitar, con tres Champions consecutivas ganadas y al mismo tiempo, desempolvó el aura de buen fútbol que envuelve al Ajax de cuando en vez, al mandar al infierno las aspiraciones madridistas al triunfar 1-4 en el más que mancillado Santiago Bernabéu.

El serbio, que ya pisa los 30 años, fue jugador del año de su país en 2016 y viene haciendo una campaña espectacular en la liga holandesa, y para quienes desestimen este torneo, también lo ha hecho en Champions, pues antes de la humillación en la Casa Blanca, ya le había marcado dos goles al Bayern Múnich.

Así pues, antes de que se haga más famoso y actualicen Wikipedia, te dejamos unos datos curiosos sobre este brillante jugador y destaques en tus conversaciones de café con los amigos.

 

De pueblo chico y extranjero. El héroe del Ajax y del antimadridismo nació el 20 de noviembre de 1988 en el pequeño municipio de Bačka Topola, al norte de Serbia. Es una localidad con apenas 33 mil habitantes, de los cuales, el 57% son de origen húngaro, como los padres de Dusan, el señor Petar y la señora Marija, ambos agricultores.

Dusan en el equipo de su pueblo

Henry le marcó el camino. En Bačka Topola o eres agricultor o minero, o quizás, tengas suerte de salir en la pequeña lista de celebridades como futbolista o atleta olímpico. Dusan (que se pronuncia correctamente “Dushan”), no mostraba mayor interés en esas actividades, pero sí se enamoró de Thierry Henry y su Arsenal, a quien seguía a través de su humilde televisor. También, confesó, saber algo de español por las novelas que se televisaban sin traducir. Como cosas de la vida, uno de sus primeros goles con Southampton fue ante Arsenal en una pretemporada por EE.UU.

El presidente controversial. Siempre vestido de rapero y vinculado a la mafia serbia

Fiel a la palabra. Tadic reveló en una entrevista que tuvo fuertes ofertas por el Partizan de Belgrado o el Estrella Roja, pero no dejó su emergente Vojvodina (con el que inició su carrera profesional en 2006 y estuvo hasta 2010) debido a que su presidente, el estrambótico, no lo permitió. Butorovic, empresario de hoteles no muy transparente, cuando adquirió al Vojvodina lo reflotó y le hizo pelear de tú a tú con los históricos antes mencionados. Fue hallado muerto en 2013, mientras Dusan ya brillaba en el extranjero. La palabra del creativo es que de regresar a jugar en Serbia, no lo hará con esos clubes.

Presión bárbara. En una entrevista a The Guardian, Dusan dijo que cuando militaba en el Vojvodina tuvo mucha presión, más que en Inglaterra u Holanda, “En Serbia, cuando pierdes es como si se muere alguien. El club se tarda en pagar tu sueldo y los aficionados te patean en la calle”.

Apuesta arriesgada. Los aficionados del Ajax se echaron las manos a la cabeza cuando anunciaron el fichaje de Dusan proveniente del Southampton con unos números no tan buenos para la campaña 2018-2019. Pero lo peor del caso, es que el cuadro de Amsterdam, con sempiternos aires juveniles, estaba fichando un jugador cercano a los 30 y que podría estar cercano al retiro. El serbio se encargó de callar a todos: en 40 apariciones, suma 26 goles y 16 asistencias. Los envidiosos dirán que en Holanda marca cualquiera, pero en esta temporada de Champions lleva nueve goles (tres en fase previa) y tres pases a gol.

Lee también   10 curiosidades de Gales

Dinero bien invertido. El serbio solo queda detrás de Sulejmani (16,25 millones en 2008) y Neres (12 millones en 2017) como el tercer fichaje más caro en la historia del Ajax, que pagó 11, 4 millones de euros. Antes del partido contra Real Madrid, su ficha costaba 18 millones de Euros y aparecían como pretendientes el Valencia y el Bayern Múnich. Ahora, seguramente todo se disparará al cielo.

Debilidad por Holanda. Estando en Southampton, reveló que su debilidad es el fútbol holandés. Y no lo decía porque su entrenador fue Ronald Koeman. De hecho, sale de su país para ir al Gronigen y luego al Twente. En esa primera etapa holandesa, marcó 48 goles y dio 68 asistencias en 161 partidos. Una vez aterrizado en Amsterdam, dijo que “Holanda es un lugar mejor para vivir que Inglaterra. Sólo tienen Londres, pero aquí es diferente. Todo está limpio y hay bonitos caminos, calles y bares aquí. Es algo especial”.

Dreams come true. Aunque los números en Southampton no fueron galácticos, su habilidad de playmaker, para el que siguiera de cerca el fútbol inglés, era llamativa. Tadic dijo que “tenía muchas ofertas de la Premier League o la Serie A”, pero prefirió irse a Ajax “porque es un equipo que se parece mucho a lo que pienso y porque, con ellos pudiera hacer una buena Champions, que es mi sueño, brillar en Champions”. Su palabra vaya por delante.

Lo pasó mal en el último año con Southampton. Prometió caminar en calzoncillos si evitaban el descenso

Libertad es alegría. Al marcharse, Tadic dijo estar “cansado” de la Premier League. Se quejó del poco “cuidado” que tienen los árbitros con los jugadores y que no podía explotar su mejor nivel creativo, aunque se fue reconocido como un gran hacedor de jugadas. En Ajax, es ayudado por jugadores que pueden crear oportunidades para ellos y para otros. Con el internacional de Serbia operando predominantemente desde el ala izquierda de la formación 4-3-3 favorita del Ajax, en el flanco opuesto usualmente tendrá a Hakim Ziyech o David Neres. A un eficiente De Jong por el centro y laterales, como Tagliafico, que se suman al ataque.

Pareja fiel. Dragana Vukanac es la esposa de Dusan Tadic. Los dos estuvieron juntos por mucho tiempo cuando en 2013 decidieron casarse. Dragana y Dusan ahora también son los orgullosos padres de tres niños: Vasily de diez años, Veljko de 7 años y Tara de dos años. Dusan sabe con seguridad que al menos uno de sus hijos alguna vez seguirá sus pasos, dijo una vez en una entrevista. Ambos quieren que sus hijos crezcan en Holanda.