10 curiosidades sobre el Derbi Vasco

 

Los vascos se la pasan muy bien en el fúbol. Sus derbies, en especial el Athletic-Real Sociedad, parece más una fiesta que una lucha encarnizada por demostrar quien es mejor.

Es la envidia de muchos. Cuando juegan los dos, hay tensión, ansiedad, rivalidad. Pero también risas, licor y buen rollo. Se gane o pierda, la mayoría termina en el bar con sus amigos o primos.

Es un derbi que pasa los cien años de existencia y que tiene mucho de tinte independentista. Además que tiene una rica historia y un anecdotario tremendo, de bando y bando. Esa bonita y envidiable rivalidad tendrá un punto culmine, cuando el 17 de abril en el Estadio Olímpico Sevilla se enfrenten en la final de la Copa del Rey.

Será la primera vez en diez años que en una final no estarán ni Real Madrid ni Barcelona. Al Athletic, se le da bien la competición, pues ha ganado 23 ediciones y fue finalista recientemente en 2012 y 2015 (aunque no la gana desde 1984), mientras que la Real Sociedad ganó una en 1909 y otra en 1987, y no juega una final desde 1988.

 

Con este bonito marco, repasemos diez curiosidades del derbi vasco:

 

Un derbi con buen rollo

Los vascos se jactan de tener el “mejor derbi del mundo”, pues si bien la tensión y la ansiedad bordean los juegos, son dos aficiones que pueden compartir juntas los intensos duelos. Tanto en San Mamés como en Donosti, no hay separación de público y luego del partido, se juntan a beber en los bares locales. No hay casos de violencia en estos partidos que de alguna manera, buscan exaltar el gentilicio vasco.

Pero otros sí se odiaron

Lo que no pelea la afición, sí lo han peleado las directivas, que han roto relaciones en más de una vez. Dos recientes fueron en 2006 y 2016, por escudriñar en la cantera del vecino y evitar los pagos millonarios. En especial el Athletic, que por su filosofía debe jugar solo con futbolistas formados o nacidos en el País Vasco. Así que, le toca agarrar futbolistas como sea donde sea.

Iñaki Williams

Solo vascos

En efecto, el Athletic Club, aún en tiempos de globalización, mantiene su filosofía de jugar solo con jugadores nacidos en el País Vasco o formados futbolísticamente en Euskadi. La regla se ha ido dilatando con el tiempo, pues primero eran solo jugadores de la provincia de Vizcaya, hasta llegar a, por ejemplo, Fernando Amorebieta, nacido en Venezuela pero formado en la cantera. Hoy se puede ver a un delantero negro, Iñaki Williams, cuya historia forma parte de las migraciones hacia europa y el atacante es netamente vasco. El club ha sido diverso en ese aspecto.  Curiosamente, su rival, por 27 años mantuvo esa política y fueron los años más exitosos, donde ganaron ligas y Copas del Rey. Desde 1962 a 1989 la Real Sociedad jugó solo con vascos, pero un desmantelamiento de la plantilla para el curso de 1989-90, incluyendo a un Athletic con dinero y comprador obligó a traer refuerzos foráneos. El primero en llegar fue el ex Liverpool, John Aldridge. Sin embargo, conservaba una regla no escrita que iba de la mano del independentismo: vascos o extranjeros, pero no «españoles». En 1999, el club sufrió otra crisis y se permitió el fichaje de jugadores de toda España.

Un antecedente con discordia

Sí hubo una final de la Copa del Rey entre ambos. En 1910 los clubes no  madrileños querían sacar la sede de la Copa de Madrid, ya que le daba mucha ventaja a los equipos locales. No fue aprobada por la federación madrileña y un grupo de clubes decidieron disputar la Copa en el País Vasco. El partido decisivo fue entre el Athletic y el Vasconia (nombre que usó la Real Sociedad) y se rompió una racha de equipos madrileños ganando, pues en el torneo de Madrid, triunfó el FC Barcelona. En 1913 la Real Federación de Fútbol decretó como válidas ambas copas.

Lee también   10 curiosidades de David de Gea

Las ligas ante los némesis

Cosas del derbi: La última de las dos ligas ganadas por la Real Sociedad (1982), lo hizo venciendo al Athletic en Atocha (San Sebastián). Cosas de la vida, en 1984, la última liga del Athletic la ganó en San Mamés venciendo 2-1 a la Real Sociedad. Ni un guionista de Hollywood se atrevió a tanto.

Athletic domina

En el historial, se han enfrentado 178 veces con un dominio del Athletic con 75 juegos ganados, 47 empates y 56 triunfos para la Real Sociedad. En Copa del Rey se han enfrentdo 18 veces, con 8 triunfos de los de Bilbao, 6 empates y 4 para los de San Sebastián-Donosti.

El mito de la gabarra

En el imaginario popular del Athletic, se dice es que costumbre celebrar títulos en una gabarra (embarcación) y pasear por el Río Nervión mientras el público aplaude a los jugadores y algunos colados en el botecito. Sin embargo, en realidad esa tradición nace en 1983, cuando el club estaba a punto de quedar campeón de liga. Los más viejos directivos del equipo decían que las angostas calles cercanas del Ayuntamiento no se podría circular y que habría que buscar una manera. Aparte de que se trataría de una entrada apoteósica, en una barca en un río. No se equivocaron y toda la provincia se volcó alrededor del recorrido. Al año siguiente, en el doblete (liga y Copa) se utilizó por segunda y última vez. De hecho, si el Athletic queda campeón de Copa no se podrá usar la embarcación, pues está inhabilitada y en el Museo Marítimo de la ciudad. La directiva ha dicho que puede alquilar una moderna.

Casi coinciden

En sus inicios, el Athletic usaba el blanquiazul. La Real, incluyendo sus antiguas denominaciones, también. Pero un día, un jugador del equipo bilbaíno se fue de vacaciones a Inglaterra y le encargaron comprar 25 camisetas de los Blackburn Rovers. Pero, no consiguió y trajo del Southampton. De esa manera, el Athletic adoptó los colores rojo y blanco en 1910. En la definición de la Copa del Rey con su némesis se estrenó este nuevo uniforme. De esta manera, nos perdimos una de esas historias fantásticas en la que los colores de equipos en pugna se decidió en un partido.

Telmo Zarra

El club de los 14

Telmo Zarra, Guillermo Gorostiza (ambos del Athletic) y Jesús María Satrústegui (Real Sociedad) son los máximos goleadores del Derbi Vasco con 14 dianas. Es llamativo el caso de Zarra, que en 14 derbies jugados, en todos marcó un gol.

 

 

Un derbi que cambió todo

Se dice que del derbi de 1976 nació la “hermandad” entre aficiones (nótese bien las comillas). Tras la muerte de Franco, poco a poco se buscaba normalizar la democracia y los valores antes del surgimiento del dictador. En Euskadi (País Vasco) se peleaba para que los símbolos no fueran motivo de detención, ya que la bandera de esa tierra (Ikurriña) era ilegal. Los capitanes acordaron ingresar una bandera con el agua de los futbolistas y Kortarrabia (Real), junto a Iribar (Athletic) ingresaron al terreno de juego sosteniendo juntos el símbolo vasco. Fue un impacto nacional masivo. En 1977 se restituyó la legalidad de ese y de muchos símbolos de comunidades autonómicas.