Este sábado bien temprano, el  simpático Metropolitan Police FC estará por sexta vez en su historia en la primera ronda de la FA Cup, una de las competiciones más prestigiosas de Inglaterra. Este sencillo cuadro, que empezó su andar en el mundo usando solo efectivos policiales ante el Carsharlton Athletic.

Equipo participante de la  Southern League Premier Division, se hace especial por su origen policíaco y porque tiene más de cien años de existencia, eso sí, debatiéndose su vida deportiva entre sexta y séptima categoría del fútbol inglés, en torneos de puro aroma  amateur.  Repasemos algunos datos curiosos de este peculiar equipo.

Sexta ocasión. No es un hito estar en la FA Cup. En la 1931-32, 1984-1985, 1988-1989, 1993-1994, 2012-2013 y en esta campaña, ha estado presente en este torneo. En 1989 alcanzó la segunda ronda, siendo su mejor clasificación en esta competición.

Foto de la versión de este equipo de 1924

A un año del centenario. Fundado en 1919, jugó amistosos recreativos hasta 1928, que formó parte División Uno al Este de la Liga Espartana en 1928 de Londres. Su misión principal fue dar esparcimiento a la policía. Ahí estuvieron hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial. Una vez terminada la misma, se mudó a la Liga Metropolitana Central, ganando dos títulos consecutivos: 1945-1946 y 1946-1947, esta última sin perder un partido.

Equipo de policías, sin policías.  A finales  del año 2010, el ex comisionado Sir Paul Stephenson se negó a autorizar el tiempo libre por deportes a los policías y ahora el club recluta jugadores como cualquier otro equipo. El último jugador policía fue el primer oficial Craig Brown, quien se gastó sus días correspondientes en vacaciones a los juegos de 2013, en especial de la FA Cup.

El equipo tiene una simpática mascota

¿Y entonces por qué es el equipo de la policía? El equipo se mantiene con las entradas del público, al que se le cobra 10 libras esterlinas por partido y suelen llevar unas cien personas por encuentro al Imber Court. Aparte, que buena parte de los recursos sale de la Lotería Policial, un sorteo anual para recaudar fondos para las actividades sociales de los uniformados. Y, desde la directiva, hasta el técnico sí tienen rango de autoridad: Por ejemplon, Brad Mullings es inspector y coordinador de la reserva; Graham Wettone es el encargado de prensa y un inspector de la Scotland Yard; Stephen Kyte es presidente y comisario; mientras que el técnico, Scott Tarr es sargento.

Lee también   West Ham rescató un empate en su visita al Huddersfield
El Imber Court al día de hoy

Plaza histórica. Los juegos se realizan en el Imber Court, un espacio adquirido en 1919 para la recreación de la policía e inagurado en 1920. Tres años después se instaló una tribuna para 700 personas. En 1984 se hicieron gradas bordeando todo el césped y añadiendo iluminación articifial. En 1994 se hizo la última remodelación, haciéndolo más moderno, con capacidad para 300 personas y un sistema de audio interno, reinaugurado por cierto en un amistoso contra un equipo del ejército.

Información al día. A pesar de ser un club de séptima división, el cuadro tiene una completa web en la que tiene resultados actualizados, plantilla, fotos y videos. Su departamento de comunicaciones funciona de forma muy completa.

Blanco fácil. No pocas veces se acercan hooligans de diversos equipos de Londres a la cancha para gritar groserías a sus enemigos naturales, los policías. Una práctica de años, que aún padecen los jugadores de hoy, que no son efectivos del orden y por el contrario, son trabajadores que compaginan su día a día con el fútbol. También, tontamente, los hooligans son fácilmente cazados por los agentes que acompañan a su equipo.

El escudo

Hinchada disminuida. Si algo ha golpeado al equipo en los años recientes es que la asistencia al estadio ha mermado. La causa es muy sencilla: si no hay policías jugando, a sus amigos y colegas, no hay interés en ver al equipo. También, al ser identificado con la policía y no con un barrio específico de Londres, no ha generado arraigo.

Equipo internacional. Aunque se prohibió  la participación de policías en la séptima división de Inglaterra, el equipo sí se prepara anualmente para enfrentar a equipos policiales de otros países en giras internacionales. “Solíamos representar al Met contra equipos policiales de todo el mundo: Hong Kong, Barbados, Francia, Estados Unidos, Italia. Realmente buenos tours», recordó en Vice Sports Pat Mullings, un detective del departamento de homicidios que dejó el fútbol por una violenta lesión en el tobillo.

Un importado. Como debería ser en cualquier equipo de esa categoría, todos los jugadores son del país, es decir, ingleses. Sin embargo, el delantero Jon Nurse es nativo de Barbados y ocupa plaza de extranjero. Claro, obviamente no es un fichaje internacional ni se costeó un pasaje para su llegada, pero este inmigrante ocupa un lugar especial en la plantilla.