Christine Sinclair, la máxima goleadora de selecciones femeniles y varoniles

Hace algunas semanas, Ali Daei felicitaba a Cristiano Ronaldo por batir su récord de goles internacionales (con su selección) al superar los 107 que anotó con Irán. El portugués, fijo la cifra ahora, en 109.

Pero solo para los hombres. Estas cifras, peleadas por años, palidecen ante la canadiense Christine Sinclair, que hasta el momento en 307 juegos de selección, cuenta 187 dianas y viene de ganar el Oro olímpico en Tokio.

Debutó en 2000 a los 16 años con la absoluta de Canadá y veinte años después sigue marcando goles, vigente y empujando al equipo femenil a grandes conquistas.

¿Quieres conocerla? Vamos a eso

 

1-La Olimpiada, su especialidad

De las competiciones oficiales donde ha marcado gol, su favorita son los Juegos Olímpicos y los clasificatorios a los mismos, donde suma 33 de sus 187 goles. En Copa Oro femenil y otros campeonatos de la Concacaf, cuenta 24. Apenas 10 goles ha marcado en los Mundiales femeniles de la FIFA. 40 fueron en amistosos y 80, la cifra más grande, en torneos que son por invitación, pero en el mundo femenil tiene cierta oficialidad (como la Copa Femenina o el fútbol femenil de los Juegos Panamericanos).

2-Rodeada de fútbol

Nacido en Burnaby , Columbia Británica , hijo de Bill y Sandra Sinclair el 12 de junio de 1983, Sinclair comenzó a jugar fútbol a la edad de cuatro años para un equipo menor de 7 años. [Su padre Bill Sinclair (1972) y sus tíos Brian (1972) y Bruce Gant (1990) fueron campeones   anadienses de fútbol amateur, mientras que Brian y Bruce también jugaron a nivel profesional. Su padre Bill jugó para la Universidad de British Columbia y el New Westminster Blues en la Pacific Coast Soccer League . Christine no padeció el prejuicio de muchos padres sobre el fútbol y las mujeres

3-Oregon, el alma de su fútbol

Ya demostrando buen pie, Sinclair le encantaba vivir el ambiente del fútbol. Por eso, aprovechó para ir a Portland, Oregon (bien cerca de Canadá) para ver algunos partidos del Mundial Femenil de la FIFA de 1999. Ahí se terminó de enganchar y decidió que iba a ser futbolista profesional. Para pertenecer al robusto sistema universitario de desarrollo de futbolistas de EE.UU., Christine se enroló en la Universidad de Oregon, donde destacó con 23 goles y ocho asistencias en su primera temporada. Y desde 2013, es una referencia del Portland Thorns.

4-Pero no todo fue fútbol

“Al crecer, era un gran fanática del béisbol. Jugué béisbol y la decisión más difícil que tuve que tomar fue dejar el béisbol para jugar al fútbol”, dijo Sinclair en una entrevista. “Roberto Alomar fue mi héroe. Toronto Blue Jays. Segunda base. Número 12”, recordó.

5- Con honores fuera de la cancha

En 2015, Sinclair, junto con su compañera de equipo Kadeisha Buchanan , apareció en un sello postal canadiense que conmemora la Copa Mundial Femenina 2015 organizada por Canadá. El 30 de junio de 2017, fue nombrada Oficial de la Orden de Canadá , el segundo laudo más alto que puede recibir un civil, con la investidura del laudo el 24 de enero de 2018.  En diciembre de 2020, fue galardonada en los premios The Best FIFA Football Awards después de convertirse en la máxima goleadora internacional de la historia. Fue nombrada Jugadora Canadiense del Año 14 veces: en 2000, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2016 y 2018.

Lee también   10 curiosidades de: Zlatan Ibrahimovic

 

6-Pantalla y videojuegos

Sinclair fue el foco de un corto documental digital titulado The Captain en 2012, basado en su vida y en varias de la selección femenil canadiense.  Sinclair fue portada en la versión canadiense del videojuego  FIFA 2016. Junto con las compañeras de equipo de Portland Thorns FC Alex Morgan y Steph Catley , Sinclair fue una de las primeras mujeres en aparecer en la portada de cualquier juego de EA Sports.

7-Contra la esclerosis múltiple, por su madre

Canadá tiene la tasa más alta de esclerosis múltiple del mundo, lo que la convierte en la enfermedad de Canadá . La madre de Sinclair, Sandi, quien entrenó a los equipos de fútbol de su infancia, se encuentra entre los miles de canadienses que viven con EM.  «Me he convertido en parte de esto para educar al público y apoyar la búsqueda de una cura», dijo Sinclair, en una de sus campañas de apoyo en una de las tantas fundaciones que patrocina. «No quiero que otras personas pasen por lo que mi familia ha pasado con las dificultades que enfrenta mi madre todos los días».

8-Su partido más frustrante

El partido más frustrante en su carrera fue en los Juegos Olímpicos de 2012. En las semifinales, en el mítico Old Trafford, enfrentó a la vecina y poderosa Estados Unidos. Ella marcó “hat trick” y no solo eso, también sus goles significaron el ir arriba: el 1-0, 2-1 y 3-2. Estados Unidos terminó remontando 4-3. Sinclair juró que ganaría una medalla de Oro, mientras sus compañeras lloraban y le decían “te fallamos”. Después de Londres 2012, la FIFA le impuso cuatro juegos de sanción por quejarse públicamente que les robaron el partido. En Londres ganaron medalla de bronce y ahora, en Tokio, por fin Canadá ganó medalla de Oro.

9-Mujer tranquila

Salvo la enfermedad de su madre y el pasado futbolero de padres y tíos, Sinclair es una mujer que no filtra mucho de su vida privada.  En algún momento se rumoró que era pareja de la también futbolista Tiffeny Milbrett, pero no más. Actualmente, según reportes, anda soltera.

Abby Wambach

10- Mujeres goleadoras

Cuando Sinclair rompió el récord del ser humano (hombre o mujer) con más goles en su selección no desplazó a ningún futbolista masculino. Lo hizo al superar los 183 de la norteamericana Abby Wambach. Y es que, si juntamos los dos géneros, hay contar a Mia Hamm (158), Kristine Lilly (130), Brirgit Pritz (128), Carli Lloyd (123) y Julie Fleeting (116) para encontrarnos con los 109 de Cristiano Ronaldo. Buena suerte, CR7.