La situación de Atlas es tema serio. A un paso del descenso, los rojinegros no cuentan con capital. Sin recursos para pagar el sueldo del plantel actual, Atlas tampoco tiene estructura económica para pensar en refuerzos. Cómo andarán las cosas que en una convocatoria para un fideicomiso, con el objetivo de recaudación financiera, acudieron 12 de los 123 socios activos del club.

En el espacio ESPN Radio Fórmula, Héctor Huerta precisó una cifra que bien puede generar risa o espanto. Actualmente Atlas tiene seguros ¡500 mil pesos! de respaldo financiero para pagar sueldos. Pese a que Víctor Flores Cosío, vicepresidente rojinegro, sostuviera en días anteriores que es un mito que el club no pague a sus jugadores, la realidad atlista está muy alejada de sus dichos.

Hasta el momento, el plantel tiene cubierto su salario hasta la segunda quincena de noviembre. En contraste, no se garantiza el pago de sueldos correspondientes al mes de diciembre, así como para el próximo torneo. Si a eso se le agrega que el equipo necesita de refuerzos con miras a la salvación, pues el panorama todavía luce más negro. No hay dinero.

La crisis económica y futbolística de Atlas es inocultable. El camino a la Primera A se labra con incertidumbre, sin interés por parte de socios y directivos, además del sufrimiento por obtener resultados. A reserva de lo que diga Estudiantes, Atlas avanza con paso firme a la Liga de Ascenso.

Por otra parte, si a los socios activos no les importa el equipo, el club, deberían pensar en una opción de urgencia que convenga tanto a la institución como a sus bolsillos. ¿Por qué no vender al Atlas?

Lee también   ATS 3-1 ATL | ¡El peor ya eres tú!