México y Brasil se han visto las caras un total de 52 veces en todos los niveles (38 de selecciones mayores). El saldo, en apariencia, no es el más favorable, con 15 victorias, 7 empates y 30 derrotas. Sin embargo, cabe resaltar que 11 triunfos fueron conseguidos en los últimos 15 años. Y ahora, a pocas horas de disputar el partido número 53 y buscar nuestra victoria 16, en FutbolSapiens queremos recordar algunas de esas alegrías que nuestra selección nos ha dado, todo con tal de llegar con las emociones a punto para el encuentro más esperado de nuestra fase de grupos. ¡Vamos México!

 

31 DE OCTUBRE DE 1968: BRASIL 1-2 MÉXICO

La versión mexicana del Maracanazo. Tres meses antes, México había vencido a Brasil por primera vez en la historia, teniendo como escenario el Estadio Azteca. Brasil quería la revancha en su propia tierra, así que organizaron otro amistoso en el estadio más emblemático de ese país.

En ese encuentro, los brasileños utilizaron a ocho jugadores que habrían de coronarse campeones del mundo en México, un par de años después: Paulo César, Jairzinho, Gerson, Everaldo, Brito, Rivelino, Carlos Alberto y Pelé. México pegó primero con un golazo de Isidoro Chololo Díaz, respondido con un penal inexistente que Carlos Alberto cobró. Al final, Javier Fragoso puso cifras definitivas y consumó nuestro Maracanazo.

21 DE ENERO DE 1996: MÉXICO 2-0 BRASIL

El marco: la Copa de Oro de la CONCACAF. La instancia: la final. Tuvieron que pasar 28 años para que México pudiera derrotar otra vez al cuadro sudamericano. Brasil fue invitado por primera vez a nuestro certamen y envió a un equipo sub23 para que se foguearan y prepararan para el torneo olímpico de ese año (en el que se llevaron bronce, por cierto). En ese imberbe seleccionado estaban Souza (que había sido subcampeón de la Copa América en 1995 y es primo de Sinha), Beto (campeón de la Copa América 3 años después), Dida y Zé Roberto siendo aún jóvenes valores y André Luiz Moreira, que jugó algunas temporadas con los Jaguares de Chiapas al final de su carrera. A pesar de su condición de sub23, Brasil derrotó a todos sus oponentes y se instaló en la final, al igual que México. En el último partido, México venció con goles de Luis García y un joven Cuauhtémoc Blanco. Fue la primera victoria en competencia oficial de México sobre Brasil, ¡y valió un título!

4 DE AGOSTO DE 1999: MÉXICO 4-3 BRASIL

La Copa Confederaciones llegaba por primera y única vez a México para ser disputada. Brasil envió a una selección alternativa para disputar el campeonato y logró encaminarse a la final de manera perfecta, con 4 victorias en los 4 partidos previos. Para la final, Brasil presentó a jugadores como un Dida con más de 100 partidos de primera división, a Emerson y Zé Roberto recién desempacados del mundial de Francia, a Serginho vendido al Milan, a Vampeta campeón del mundo 3 años después y a una maravilla juvenil llamada Ronaldinho. Ese partido ofreció un gran espectáculo para todos los aficionados, que abarrotaron el Estadio Azteca. Miguel Zepeda abrió el marcador y José Manuel Abundis marcó el 2-0. El árbitro compró un penal inexistente a Ronaldinho que fue correctamente ejecutado por Serginho. Empezando el segundo tiempo, Roni volvió a emparejar los cartones y parecía que México perdería el partido. Sin embargo, Miguel Zepeda dio calma 4 minutos después al poner el 3-2 y Cuauhtémoc logró ponerse campeón de goleo con el golazo que marcó para el 4-2. No hubo tiempo para festejar, pues Zé Roberto anotó el 4-3 casi inmediatamente. El partido siguió lleno de oportunidades pero ya no cayó ningún tanto y México consiguió el que hasta ahora es su mayor logro a nivel de selecciones mayores. Además, fue el inicio de una racha negativa para Brasil, al hilvanar 6 partidos sin poder derrotar a México.

12 DE JULIO DE 2001: BRASIL 0-1 MÉXICO

Eran tiempos turbulentos para México. Recién había sufrido el Aztecazo por parte de Costa Rica y hubo cambio de técnico. Javier Aguirre tuvo la Copa América para ir viendo al equipo que tenía que armar, y su primer riva fue Brasil. Los cariocas, como acostumbran, llevaron a un equipo alternativo, con algunos jóvenes que podrían servir para los siguientes procesos. Sin embargo, Brasil presumía en su escuadra a Marcos, Belletti, Roque Júnior, Juninho Paulista, Denílson, Dida y Jenílson, todos campeones del mundo al año siguiente. Además, contaba con jóvenes defensores como Cris, Luisao y Juan, y Juninho Pernambucano que después del torneo saldría para Lyon. El partido fue resuelto desde el minuto 5, con gol de Jared Borgetti. Esto iniciaría el recorrido de la selección en aquella edición del certamen sudamericano, hasta llegar a la final en la que sucumbieron 1-0 contra Colombia.

Lee también   Thiago Silva advirtió a México: "Después de Cavani y Mbappè, ahora le toca a Neymar"

27 DE JULIO DE 2003: MÉXICO 1-0 BRASIL.

El primer torneo oficial que encararía Ricardo Lavolpe al mando de la selección mexicana entregó dos partidos contra Brasil: la inauguración y la final. La primera fue ganada por México con gol de Borgetti. Los brasileños llevaron un equipo sub22, donde destacaba el entonces vigente campeón del mundo Kaká, junto con prometedores y nóveles jugadores como Gomes, Maicon, Júlio Baptista, Alex, Thiago Motta, Robinho, Nilmar y Diego. México ganó en tiempos extras, con un gol de oro que marcó Daniel Osorno.

Duelo de sobrevivientes: Rafael Márquez se volverá a ver las caras con Maicon.

19 DE JUNIO DE 2005: MÉXICO 1-0 BRASIL

Ese año fue uno en el que México llegó a mostrar su mejor futbol al mundo, al grado de ser considerado por Franz Beckenbauer un candidato a semifinales de Alemania 2006. El segundo encuentro fue contra los brasileños, vigentes campeones del mundo y recientes campeones de América. Esa vez, iban con todo: 10 de los 11 titulares de ese día fueron al mundial. El encuentro estuvo lleno de emociones, con llegadas de ambos equipos, salvadas oportunas y hasta un penal que se repitió dos veces. La victoria mexicana llegó por conducto, otra vez, de Jared Borgetti, quien mandó al fondo del arco un tiro de esquina cobrado por Pavel Pardo. Con eso, México se colocaría como líder de grupo.

Duelo de sobrevivientes: Jesús Corona, Carlos Salcido y Rafael Márquez se cruzarán nuevamente con Maicon.

2 DE OCTUBRE DE 2005: MÉXICO 3-0 BRASIL (sub 17)

Ese fue el primer mundial de cualquier categoría que ganamos, y tuvo que ser contra Brasil. Llegaron a la final tras ganar su grupo y dejar en e camino a Corea del Norte y Turquía. La final fue redonda: después de un inicio en el que Brasil tenía las oportunidades más claras, México fue abriendo el camino con aquel gol de Carlos Vela a pase de Giovani dos Santos, el zapatazo de Omar Esparza apenas dos minutos después, y la puntilla del talismán Éver Guzmán para sentenciar el 3-0: ¡México campeón del mundo!

Duelo de sobrevivientes: Marcelo enfrentará de nueva cuenta a Héctor Moreno y Giovani dos Santos.

27 DE JUNIO DE 2007: BRASIL 0-2 MÉXICO

México llegaba de perder la Copa Oro y se lanzó al torneo sudamericano con un cuadro alternativo. Por su parte, Brasil también llevó a elementos de poca experiencia internacional para ir rediseñando al nuevo seleccionado. Ese partido fue resuelto con sendos golazos de Nery Castillo y Ramón Morales, y conservado con una de las mejores noches de Guillermo Ochoa.

Duelo de sobrevivientes: Fred, Dani Alves y Maicon tendrán enfrente a Rafael Márquez, Maza Rodríguez, Guillermo Ochoa y Andrés Guardado, nuevamente.

3 DE JUNIO DE 2012: MÉXICO 2-0 BRASIL

Todavía en la era de Chepo de la Torre, México jugó otro amistoso contra Brasil. En año anterior habían disputado uno, que terminó en victoria 2-1 para Brasil. En la revancha, Giovani dos Santos dio un buen partido al anotar el primer golazo y provocar el penal que valió el segundo, obra de Javier Hernández.

11 DE AGOSTO DE 2012: BRASIL 1-2 MÉXICO

Y por último, la victoria de victorias. Tan importante que no me atrevo a atenuarla con el duelo de sobrevivientes al final y desde ya se los digo: Corona, Salcido, Moreno, Fabián, Peralta, dos Santos, Aquino, Jiménez, Reyes y Ponce tendrán que evitar la venganza de Thiago Silva, Marcelo, Oscar, Neymar y Hulk.

Apenas llevábamos escasos 30 segundos cuando México recuperó la pelota en zona brasileña y Oribe Peralta mandó a guardar ese balón. Después nos encontramos un partido con llegadas por ambos lados y la expectativa de hacer historia. México entero estalló cuando Marco Fabián cobró aquel tiro libre justo al movimiento de Peralta, quien selló un doblete. Hulk descontó después, y aunque en los minutos finales casi nos empatan el partido, el marcador ya no se movió y México se llevó el oro olímpico.

 

Ganarle a Brasil es uno de los retos más difíciles que hay en el futbol, pero ya lo hemos hecho antes, así que puede volver a suceder. ¡VAMOS, MÉXICO!