La última versión de la Copa Confederaciones del Siglo XX y de la década de los 90´s, fue la misma que eligió tierras aztecas para ser llevada a cabo y fue ahí, en el llamado coloso de Santa Úrsula que México dobló a su similar de Brasil, que dicho sea de paso, arribaba a suelo nacional con un equipo plagado de jugadores de su liga y en especial, jóvenes promesas que, con Ronaldinho como punta de lanza lograron ingresar a la final, misma que perderían a la postre, frente a una de las generaciones más recordadas en cuanto a nombres, por la memoria colectiva balompédica nacional.

Carmona, Suárez, Márquez, Hernández, Blanco, Abundis, Campos, Palencia, Ramírez, Pardo, Villa y hasta Zepeda, fueron artífices de lo que hasta hoy, es la máxima victoria de una selección mayor, aquel 4-3 y en especial, el gol de Cuauhtémoc en una descolgada cuasi perfecta y su festejo con todo y sombrero de charro bailando en el rincón de la cancha un zapateado que, quedó tatuado en la memoria de quienes vimos a los verdes doblar a los cariocas.

 

Lee también   Meme adelantado de México vs Brasil