A pesar de las amenazas de huelga, Veracruz jugará este viernes 18 de octubre ante Tigres en el estadio Luis de la Fuente por la jornada 14 del Apertura 2019 de la Liga MX.

Foto vía Twitter.

Aunque se ha rumoreado con que los Tiburones Rojos se irían a pago por los adeudos de la plantilla, según un informe de Récord publicado este martes 15, el equipo jugará «sí o sí».

Existe tensión en torno al caso Veracruz porque Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, y la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), esperan que los jugadores escualos realicen una queja formal por las deudas.

Días atrás se mencionó la posibilidad de que la propia liga pagaría un porcentaje de lo que se le deben a los futbolistas.

Mientras tanto, los jugadores se mantienen entrenando en el complejo deportivo de los Tiburones Rojos.

Según reportes, los jugadores y la directiva tienen acuerdos de palabra para recibir los pagos atrasados. Eso mermaría la amenaza de huelga. Además, en el club harán lo posible para que el equipo se presente con total normalidad al choque ante Tigres. Y en caso de ausencias, juveniles cubrirán las bajas.

 

 

 

Lee también   Así despidió la afición del Pachuca al equipo antes del Mundial de Clubes