El próximo fin de semana arranca un torneo más de la Liga MX. El máximo circuito y la división de ascenso contarán con nuevos inquilinos, entre ellos clubes que se ganaron su lugar gracias a un revoltijo de escritorio que terminó siendo un mercado sobre ruedas. Unos cambian de plaza, otros se quedan en la misma tras comprar una franquicia y algunos de plano fueron desplazados con su desaparición.

Tras un enredo mercantil de tú te vas, yo me quedo comprando lo que me ofrezcan y a ver qué hacemos con éste, la temporada que está por comenzar brilla de entrada por la increíble forma en que se trazó. La última final disputada por el ascenso, entre Neza y La Piedad, terminó siendo de papel, fantasma, pues los michoacanos no ascendieron y de paso hasta dejaron de existir, al igual que los mexiquenses. En primera división finalmente Querétaro no descendió y de la noche a la mañana, por arte de magia, Veracruz se instaló en la división de honor.

¿Y San Luis? Está bien que aburriera y causara depresión al espectador, pero de eso a rebajarle la categoría sin ton ni son pues no. Bueno, les queda de consuelo mantenerse en su terruño dentro del Ascenso MX como Atlético San Luis. Junto al club potosino se estrenarán Ballenas Galeana, Delfines del Carmen y Zacatepec 1948, residentes que lucirán ante la extinción de Pumas Morelos e Irapuato.

Ah, falta uno. Dentro de todo el arte del así como hacemos una cosa, hacemos otra, Alebrijes de Oaxaca también se coló.

Ustedes dicen. ¿Ya están listos para ver en acción las sorpresas de la ahora llamada Liga Bancomer MX?

Lee también   ¿Quién se lleva el "Clásico del Periférico"?