Twitter es una herramienta maravillosa aunque algo peligrosa si eres una celebridad y no la sabes usar de la manera adecuada. Tras poco más de un mes de haberse dado de alta en esta red social, el exdefensor de Querétaro, San Luis y Jaguares, entre otros, Adrián García Arias, reveló más de un secreto sucio del ámbito futbolístico a través de su cuenta oficial.

El primer tema que tocó, al iniciar su aventura tuitera, el ahora jugador de Celaya fue su polémica salida de los Gallos Blancos. Tras la salida de Sergio Bueno el torneo pasado, García Arias fue informado de manera inexplicable que debía firmar su finiquito para salir del equipo. En Twitter, el defensor mexicano aclaró que todo había sido por decisión de Ignacio Ambriz, el reemplazo de Bueno, debido a un supuesto odio hacia Raúl Arias, tío de García Arias, por haberlo retirado como jugador profesional.

Su última bomba fue sobre una maña en el Deportivo Toluca. García Arias declaró que durante la era de Rafael Lebrija como presidente, hubo un portero que le quiso poner un departamento al delantero mexicano Eduardo Lillingston, para que se fuese a vivir con él. Asimismo, García Arias prosiguió con Lebrija a quien le recriminó su coqueteo con las mujeres de los futbolistas escarlatas, además de escatimar en los sueldos de los mismos por no haber estudiado como él.

Lee también   GUARDIOLA | "El Madrid es un equipazo"