La afición del Cruz Azul no tardó para llenar las calles circundantes al Estadio Azteca con las largas filas para comprar los boletos del partido que tendrá la “Máquina cementera” contra el Puebla en el primer partido de ambos equipos en el Torneo Apertura 2018 de la Liga Bancomer MX.

Las largas filas e incluso algo de caos, fue lo que se pudo apreciar desde muy temprano en el primer día de venta de entradas para ver el regreso del Cruz Azul al Estadio Azteca, debido a que todos los aficionados “celestes” arribaron a las taquillas del inmueble que será su nueva casa con la pretensión de quedar en los primeros lugares de las filas.

Pese a la organización que se tenía para la espera de que se abrieran las taquillas del Estadio Azteca, a escasos minutos antes de las diez de la mañana, hora en que se daría apertura a las casillas del inmueble, todo se mantenía con tranquilidad, no obstante, la misma dejó de existir gracias a que las autoridades anunciaron a la fanaticada que la venta se llevaría a cabo en las taquillas que se encuentran en la parte trasera del recinto, por lo que esto ocasionó cierto desorden, pues los aficionados corrieron para hacer la nueva fila y ser de los primeros en poder obtener su boleto.

Por lo visto en estas primeras horas de ventas lo que se espera para los próximos días es una buena entrada por parte de la afición del Cruz Azul y para este sábado en alrededor de las cinco de la tarde (17:00 horas), cuando el club de La Noria reciba al Puebla en el primer día de actividad del Torneo Apertura 2018 de la Liga Bancomer MX.

Lee también   Estampitas