En lo extra futbolístico, la final de ida del Apertura 2013, entre León y América, ha levantado polémica debido a su transmisión. El Club León, propiedad del Grupo Carso, encabezado por Carlos Slim, no tiene derechos de transmisión en televisión abierta por lo que el primer juego, a disputarse en el Nou Camp, sólo podrá ser visto por televisión de paga o internet. Las televisoras han lanzado una campaña en la que se busca hacer reflexionar a la directiva guanajuatense para que ceda los derechos y la final pueda ser vista por la mayoría de los mexicanos.

No obstante, al entrenador del América, Miguel Herrera, le tiene sin cuidado lo que ocurra en esta disputa de directivas y televisoras ya que él asegura que su tema de interés está únicamente dentro de la cancha.

«Me parece que las reglas están hechas desde el principio, sabemos que la fortaleza económica de los clubes está en las televisoras, ellos tomaron una opción y no tenemos motivo para quejarnos. Las reglas ya están establecidas desde el torneo, van a ser dos finales muy vibrantes por la televisora que sea», señaló el Piojo.

«Vamos a ir con todo, no conocemos otra forma de ganar los partidos, este equipo nunca baja los brazos, hemos ido atrás en el marcador y nunca dejamos de pelear, de luchar, vamos a tener enfrente a un rival que va a ser difícil, pero vamos a salir con todo porque en dos partidos hay que refrendar lo de hace seis meses».

Lee también   El América planea que el sustituto de Valdez provenga de Xolos