La responsabilidad y el peso de ser el actual campeón del fútbol mexicano han hecho que Matías Almeyda, director técnico de Chivas, esté mostrando una faceta que no había tenido desde su llegada al país en 2015.

El estratega argentino violó el reglamento de la Liga, en el partido donde Chivas cayó en casa ante el Puebla. Almeyda estuvo en constante comunicación  con sus auxiliares tècnicos en la banca a travésnde un equipo de radio, mientras observaba el partido desde el palco.

Dicha actividad no está permitida permitido debido a que el entrenador se encuentra suspendido, tras su expulsión ante Monterrey.

Durante la transmisión de Chivas TV, el reportero de cancha, Fernando Giaccardi, comentó que uno denlos auxiliares entraba y salía de la banca para transmitir los mensajes del “pastor”.

“Está estrictamente prohibido el uso de aparatos de telecomunicación en el área de trabajo de director técnico” se puede leer en el reglamento, en el artículo 66 del Reglamento General de Competencia.

Lee también   Gibrán Lajud está cerca de hacer historia en Liga MX