América tiene sus orígenes en el barrio de Neza.

Antonio Mohamed tomará la estafeta que Miguel Herrera dejará vacante como estratega del América después del próximo domingo, por recomendación del propio Piojo. Lejos de la pedantería de un equipo de alcurnia, el América ha recuperado y pretende extender su hegemonía, a base de talento forjado en el barrio.

A pesar de los millones, el poder y la élite que rodea al América, algunos pasajes históricos señalan que su grandeza viene del barrio. De Tepito a Neza, de Cuauhtémoc Blanco a Miguel Herrera y en un futuro al Turco Mohamed.

Anoche Ricardo Pélaez lo confirmó. El argentino que lideraba el vestidor de aquel Toros Neza que rompió moldes en la década de los noventas, un equipo que se ganó el gusto de las causas populares, llegará a la silla técnica de Coapa, por recomendación de Miguel Herrera, con quien compartiera momentos bravos como aquella batalla campal ante la selección de Jamaica.

«No se necesita la opinión mía. El Turco tiene los blasones, la capacidad demostrada en México y en Argentina, para ser un entrenador muy capaz», dijo el Piojo hoy, minutos antes de partir a León, para el juego de ida de la final del Apertura 2013.

El 25 de noviembre pasado, el periodista José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo, publicó en su blog de opinión en el diario español As, una columna titulada El América es un equipo de barrio, en la que profundiza sobre la idea de que los azulcremas tuvieron que dejar a un lado la imagen de equipo burgués y voltear a la calle para reencontrar la grandeza.

La imagen sin camisa de Emilio Azcárraga, hincado en el suelo al festejar el título en el torneo anterior, no es más que una estampa que refleja lo anterior. Adiós al glamour, bienvenida la facha.

Gracias Miguel Herrera, responsable del resurgimiento americanista. Bienvenido Antonio Mohamed, ídolo en Parque Patricios, en Neza y en la frontera de Tijuana. El América del barrio quiere extender su grandeza, más cerca de lo popular que de lo VIP.

Lee también   Desmienten la llegada de Jesús Corona a Chivas

¿Podrá Mohamed mantener el protagonismo del América?