Te suena el nombre «Ancil Elcock«? ¿Recuerdas que estabas haciendo un domingo 8 de Octubre del 2000? Bueno, seguramente estabas viendo un juego algo aburridón para las eliminatorias mundialistas de Corea – Japón 2002, donde el «gigante de CONCACAF» era local en el estadio Azteca recibiendo al equipo de Trinidad y Tobago y le metió una goliza ganó 7-0.

Pero lo que tal vez recuerdes más fue la dolorosa entrada que le hicieron a nuestro Cuauhtémoc Blanco en el minuto 72´que le destrozo los ligamentos de la rodilla derecha y que le truncó su carrera en el Valladolid de España, donde venia haciendo muy buen trabajo y buscaba la renovación de su contrato, pero obviamente después de esta entrada estuvo alejado de las canchas durante varios meses y su regreso a las canchas españolas no fue en el mejor nivel, por lo que no fue renovado su contrato y tuvo que emigrar a la MLS para jugar con el Chicago Fire.

Y la noticia es que después de 17 años, el ex-jugador de ahora 48 años le pidió nuevamente perdón al «Temo» y reiteró que jamás trató de lastimarlo, que fue una jugada muy desafortunada y dentro de las bendiciones que le envió al Temo, le desea también lo mejor como político y hasta lo invito a su país a que vaya a su centro recreativo donde imparte clases de fútbol a juveniles en Puerto España para que hable con ellos.

 

Por su parte, nuestro héroe deportivo respondió mediante su cuenta oficial de twitter lo siguiente:

Y tú, ¿Crees que son sinceras sus disculpas o solo quiere minutos de fama el ex jugador trinitario?

Lee también   Necaxa se aferra a la clasificación