El centrocampista mexicano, Andrés Guardado, reconoció en un a entrevista para la cadena ESPN, que a pesar de vivir una de las mejores etapas de su carrera futbolística con el PSV Eindhoven,  decidió marcharse del conjunto holandés antes de terminar su contrato, ya que no se exigía lo suficiente para estar a un buen nivel.

“El cuerpo me lo pidió, cuando me surgió la opción de irme yo tenía un año más de contrato ahí, y obviamente las dos partes queríamos seguir. Pero lo vivido el último año ahí (PSV), yo sentía que me había acomodado, que no me exigía lo que tenía que exigirme”, aseguró Guardado.

Acerca de la buena temporada que está teniendo con el Real Betis, el actual capitán de la Selección Mexicana aseguró sentirse cómodo con la exigencia que tiene en el equipo español de parte de su estratega Quique Setién, ya que lo ayuda a llegar en un buen momento a la justa mundialista.

“Muy cómodo, estoy viviendo lo que quería vivir. Que si bien no vamos a pelear por el título, no ganamos todos los fines de semana pero el nivel de exigencia individual y de equipo es lo que estaba buscando para mí, para llegar al Mundial de la mejor manera”, finalizó.

Lee también   Chepo debutará ante Bosnia