El mexicano Ángel Reyna, quien regresó a la Primera División con el Toluca tras pasar por la Liga de Ascenso, espera cumplir buenas actuaciones para “llenarle el ojo” al colombiano Juan Carlos Osorio, pelear por un puesto en el Tricolor y viajar a la Copa del Mundo Rusia 2018.

Reyna, de 33 años, intentará mostrar con su nuevo equipo el fútbol que hace algunos años lo llevó a jugar con México la Copa Oro 2011 y la Copa Confederaciones Brasil 2013.

“Siempre trato de hacer lo mejor que está en mí y para llenarle el ojo a (Juan Carlos) Osorio habrá que hacer las cosas de maravilla, así lo vamos a hacer y lo vamos trabajar”, dijo Reyna en conferencia de prensa.

“(Osorio) es un técnico muy estudioso, muy inteligente, entonces creo que le podemos aportar muy buenas cosas a la selección como la experiencia y el dinamismo y la chispa que se requiere en media cancha para poder estar de nueva cuenta en el Tri”, añadió.

Reyna, quien jugará para el noveno equipo en su carrera, la cual inició en 2004 con el América, fue señalado hace algunos años como un jugador con el potencial y el talento para ser de los mejores en el fútbol mexicano, pero su falta de disciplina y compromiso se lo impidieron aunque en el Toluca creen que otra vez lo puede mostrar.

Esos antecedentes ayudaron para que Reyna se adueñara la camiseta con el número “10” del Toluca que en el pasado reciente portaron el brasileño Antonio Naelson “Sinha” y el chileno Fabián Estay.

“Es una emoción portar el 10 en cualquier equipo y por acá han pasado figuras, campeones, quienes han dejado un legado”, apuntó.

Lee también   Palabras de Moises Muñoz tras el pase a la final

Ángel Reyna vuelve a la primera división con el Toluca

Señaló que Toluca “es una institución grande, seria y correcta y lo ha demostrado a pesar de no tener tantos reflectores. Estoy muy contento por estar acá en otro ‘equipo grande’ (también jugó para América y Guadalajara) y habrá que representarlo de la mejor manera”.

El volante, quien está recuperado de una cirugía en la nariz, ha cumplido con su adaptación al equipo y ahora hace acopio de paciencia en espera de la oportunidad de jugar en la Liga, posiblemente el viernes, cuando su equipo visite al Atlas en la tercera jornada del Clausura 2018.