Uno de los futbolistas mexicanos más polémicos de los últimos tiempos es Ángel Reyna, quien desde que salió del América en el 2011 no ha vuelto a tener estabilidad en sus equipos, siendo tachado de conflictivo en la mayoría de ellos. Pero esta situación no fue impedimento para que Veracruz decidiera confiar en el jugador por tercera vez en su trayectoria.

La primera vez que Reyna se vistió como escualo por primera vez en el año 2013, luego de salir del equipo de Pachuca; solo un año duró en el equipo, pues luego se visitó con la camiseta del Guadalajara. Volvió para una segunda etapa de seis meses en el 2017, donde no pudo ganarse la titularidad, por lo que volvió a salir del equipo.

Con 34 años, parece la última oportunidad para ser jugador de primera división, por lo que el entrenador Enrique Meza tiene ante sí el gran reto de hacer que un jugador con mucho talento se aleje de las situaciones extra cancha y ponga su calidad al servicio de un equipo que necesita urgentemente un jugador con gran calidad

Lee también   Gio es Nominado al Mejor jugador del Año en el Galaxy