El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, se reunió en el palacio de gobierno de Nuevo León, con las directivas de Tigres y Rayados de Monterrey, tras los actos violentos que se suscitaron previo al partido del pasado domingo.

Luego de la reunión, se dieron a conocer las medidas reglamentarias que se tomarán a partir de ahora, para evitar que situaciones como la del último Clásico Regio se repitan.

Las nuevas medidas

  • No se darán nombres de los presuntos culpables, ya que sigue la investigación, pero ya se les prohibirá el acceso a los estadios en Nuevo Léon.
  • Convocan a evitar mantas o mensajes que propicien violencia, en los estadios y redes sociales.
  • No habrá barras visitantes en los estadios de Nuevo León.
  • Hacer entrega oficial de las bases de datos a los clubes.
  • Prohibir definitivamente las caravanas rumbo a los estadios.
  • Integrar un comité con clubes, autoridades y medios con la intención de compartir mejores prácticas en todas las áreas.
El presidente de la Liga MX se reunió con las directivas de ambos clubes regiomontanos.

“Lo que se limita de manera drástica es que acudan en grupos de números importantes. Se habla de caravanas de 3,500 personas sin boleto, que por lo tanto no pertenecen a un grupo de animación. Aquellos aficionados que quieran asistir, sean del color que sean podrán hacerlo, siempre y cuando no vayan mezclado con otros grupos”, aclaró Bonilla.

Hasta el momento no hay ninguna persona detenida luego de la riña que se registró el pasado domingo, aunque se ha señalado que ya se tiene detectado a varios de los participantes. El enfrentamiento dejó una persona con varias heridas luego de que fue golpeado por varios seguidores de Monterrey.

Lee también   Zooper Campiones XXXV