La situación contractual, salarial y directiva por la que atraviesa Veracruz se ha tornado cada vez más difícil, tanto así, que la Asociación Mexicana de Futbolistas podría detener la Liga MX.

Según un reporte de ESPN Digital, los jugadores de los Tiburones Rojos no desean ni mencionar el tema por un supuesto temor a que sean despedidos del club.

Es decir, ni hablar con la prensa o pasar el caso a instancias mayores para no generar conflictos con la directiva del equipo.

Se conoce que desde hace meses Veracruz le debe varios meses de sueldo a casi toda la plantilla, y esta situación no ha podido ser resulta, por lo que la AMFpro estaría superando el límite de su paciencia.

Adicionalmente, el mismo medio señala que no solamente se le adeudan meses al equipo profesional, sino que a dos jugadoras del cuadro femenino se les debe mes y medio y a las fuerzas básicas cuatro meses.

Representantes de la AMFpro le manifestaron a ESPN que mientras que ninguno de los jugadores alce su voz para denunciar, no pueden hacer nada.

Las mismas fuentes también aclararon que la Liga MX podría llegar a pararse si los futbolistas jarochos deciden que jugarán.

En las últimas horas, Matías Cahais ganó una demanda contra Veracruz ante la FIFA (impuesta luego de su salida en el año 2017), que determinó que el equipo de Fidel Kuri deberá pagar 1.5 millones de dólares.

Además, esta situación se estaría viendo reflejada en la cancha, pues el pasado fin de semana los escualos cumplieron un año sin conocer la victoria en la Liga MX.

Lee también   Benjamín Galindo Jr. ya no formará parte de las Chivas

Fuente: ESPN Digital.