Un nuevo caso de dopaje oscurece el panorama del futbol mexicano. Julio Nava es el protagonista y los Jaguares de Chiapas el equipo que buscará defenderlo para que salga lo más limpio -o lo menos sucio- posible de la situación. Pero, ¿para qué se metió betametasona?

Mejora el rendimiento físico

La betametasona es una sustancia que suprime el dolor generado por la intensidad del ejercicio o la contracción repetitiva de algún músculo, vaya, en palabras simples, el cansancio, aumentando -obviamente- la tolerancia a la actividad física.

Además, genera que el cuerpo pueda disponer de toda la glucosa que requiera y con eso, el consumidor aumenta su rendimiento y con ello mejora sus resultados, consiguiendo el objetivo de «hacer trampa».

Sirve para curar la piel

Su uso más frecuente es para curar problemas de la piel, relacionados con afecciones o alergias, toda vez que se aplica en forma de cremas, pomadas, lociones, aerosoles o geles.

Estos inconvenientes cutáneos muchas veces están relacionados al contacto con plantas irritantes o venenosas, aunque el uso de la betametasona no es demasiado frecuente, ya que no es activa cuando se aplica de esta manera, salvo que se le aplique otra sustancia llamada carbono droxilo en la posición 5 de la molécula.

Ayuda a tratar el edema cerebral

Otro uso de este activo, es en el tratamiento del edema cerebral, puesto que al ser un desinflamatorio, ayuda a curarlo y a inhibir el dolor, generando bienestar en quien lo utiliza. Sin embargo, es muy poco o nada probable que Julio Nava lo hubiese usado para eso, ya que primero se habría dado a conocer que padece edema cerebral.

Lee también   Humberto Suazo se retira del futbol