La UAT cumplió con su parte para conseguir la clasificación derrotando en casa a los freseros de Irapuato pero aún depende del resultado de La Piedad para entrar a los cuartos de final.

Con la tabla general en una mano, la calculadora en la otra y la atención dividida entre lo que pasaba en la cancha y lo que ocurría en el estadio Jalisco a la distancia, la afición naranja puede sentirse prácticamente en la Liguilla con el triunfo de su equipo ante Irapuato, que de paso quedó eliminado penosamente.

El empate inicial eliminaba a ambos equipos, por lo que Correcaminos decidió atacar desde el principio y tomar la iniciativa, pero le costó poco más de media hora de sufrimiento conseguir la primera anotación, de Juan Manuel Sara al 35′, que tranquilizó al equipo local.

El inicio del segundo tiempo trajo el segundo gol, al 49′ y también de Sara, que casi aseguraba la victoria y el pase a la Liguilla, aunque la tensión creció con el gol visitante, de Ismael Valadez al 56′, sumado al anuncio de un penal a favor de Leones Negros en el Jalisco. La sensación de victoria se desató al conocerse la falla desde los once pasos por los de la UdG.

Con el triunfo, Correcaminos llegó a 19 unidades y se coloca en la quinta posición general, esperando que La Piedad no golee por diferencia de cuatro a Pumas Morelos para asegurarse en la Liguilla; mientras que Irapuato se estancó en la décima posición y ya piensa en las vacaciones.

Lee también   Se suspende el Argentina vs Brasil