El Cruz Azul y los Tigres se medían en la primera llave de semifinales de la Copa por México y dieron una pequeña exhibición de lo que se podría ver de ambos en el Apertura 2020.

Cruz Azul
Foto: YouTube

Sin embargo, uno tenía que ganar y esos fueron los azules, que se impusieron por 4-3 en tanda de penales tras el 1-1 en 90 minutos con los tantos de Luis Quiñones e Igor Lichnovsky.

Los regiomontanos y la Máquina se anularon por completo en los primeros minutos del compromiso con una buena defensiva que impedía la llegada de los delanteros y un mediocampo que manejaba muy bien la pelota.

Así se mantuvieron hasta el tiempo de hidratación y después de eso se crecieron un poco los universitarios, pues Leo Fernández estuvo incontenible por todos los tres cuartos finales de cancha y asistió para la anotación.

En el único despiste de la zaga celeste, el uruguayo envió un centro que Quiñones terminó rematando de cabeza por la mala marca.

Los cementeros lo intentaron varias veces luego del tanto, siendo Yotún su hombre más insistente, pero no pudieron descifrar a Nahuel Guzmán y sus rivales cerraron con más fuerza.

Para la segunda parte el Cruz Azul salió con una cara distinta, mismo caso que Tigres, pues los celestes empezaron a tener más la pelota y los regios se comenzaron a refugiar más en su campo.

Pese a estar abriendo poco a poco la defensa felina, los de La Noria no lograban terminar de entrar directo al área, pues se quedaba sin ideas y sin precisión a la hora de entrar a los tres últimos cuartos de terreno.

Lee también   ARCE | Ya es Xolo

Y cuando los universitarios ya saboreaban la victoria, cuando era mucho más la Máquina, apareció Igor Lichnovsky para elevarse en el área y sacar un remate de cabeza imposible de atajar para Guzmán.

El partido se fue a penales y el primero en cobrar fue Gignac que adelantó a los suyos, mientras que Caraglio falló el primer remate de su cuadro que pudo solventar Gudiño al detener el disparo de Quiñones y Gutiérrez igualaría 1-1 con dos penales cobrados.

Jesús Dueñas volvería a adelantar a Tigres y mantendrían la ventaja con el fallo de Aldrete. Salcedo seguiría ampliando la ventaja, pero Pineda y Gudiño sostendrían a su equipo, con el gol y la tapada a Carioca, respectivamente. En muerte súbita, ‘Cabecita’ Rodríguez empataría y Guido Pizarro la metió contra el travesaño para darle la oportunidad al ‘Cata’ Domínguez de meter el balón en el arco y al Cruz Azul en la final de la Copa por México el próximo domingo.