Cruz Azul se salvaría de ser desafiliado de la Liga MX, pero su presidente, Billy Álvarez, podría perder el puesto que ocupa desde hace 32 años.

Cruz Azul
Directivos de Cruz Azul, Billy Álvarez (derecha) y Víctor Garcés (izquierda). (Foto: YouTube).

Y es que según reseña el Diario Récord, los presuntos cargos por supuesto «lavado de dinero» y «crimen organizado» serían las gotas que rebasaron el vaso de la paciencia para que el primer cabecilla de la Máquina abandone su puesto mediante los juzgados.

De ser declarado culpable, sería el propio directivo el que sea desafiliado de la Federación Mexicana de Fútbol y no el cuadro celeste, pues no es el dueño del club, que está bajando el mando de la Cooperativa conformada por más de 700 socios y quienes serían los encargados de nombrar a su reemplazo, además que Álvarez no tiene registro en Liga MX.

Adicionalmente, el abogado contra el dirigente de Cruz Azul, Guillermo Barradas, le mencionó al medio antes mencionado que las pruebas son claras y contundentes, por lo que Álvarez no tiene manera de salir con la victoria de los tribunales.

El propio abogado dio detalle de cómo se llegó a la investigación por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera, declarando que todo comenzó con el delito de «administración fraudulenta» por el pago del directivo celeste de 190 millones de pesos a empresas fantasmas.

Esto, según Barradas, fue lo que generó la investigación ya conocida y que dio como resultados el pago así mismo por un millón de pesos al mes como director general y la cantidad de mil 200 millones de pesos que superan lo declarado ante el fisco.

Lee también   Amaury Vergara afirmó que Chivas debe estar entre los 10 mejores del mundo

Por todo esto, el equipo y la Cooperativa Cruz Azul podrían estar tranquilos al no ser desafiliados, mientras que Billy Álvarez podría dejar muy pronto su silla en La Noria.

Fuente: Diario Récord.