El Cruz Azul no inició para nada bien el Apertura 2019, por le menos en sus tres primeras fechas, y empató un mal registro que cosechó hace unos años atrás.

Foto vía Twitter @TolucaFC

El actual plantel de La Noria comenzó empatando en las Jornadas 1 y 2 contra Necaxa y Toluca, 0-0 y 1-1, respectivamente, y en la tercera fecha cayó por una estrepitosa goleada 3-0 contra Querétaro.

Foto vía Twitter @Club_Queretaro

Ambos empates y su derrota le hacen ubicarse en la posición 15 con apenas 2 puntos sumados y con rivales mucho más fuertes por enfrentar todavía.

Pero la Máquina ya había vivido una situación similar, y es que en el Clausura 2016 el Cruz Azul también comenzó con dos empates y una derrota.

En aquella oportunidad, cuando eran dirigidos por Tomás Boy, empataron también en las dos primeras fechas, contra Monarcas y Chivas, respectivamente, y perdieron contra León.

Y dos años más atrás, en el Apertura 2014, estuvo en un contexto parecido pero fue al revés, comenzaron cayendo en la Fecha 1 contra el Pachuca y tuvo dos empates seguidos, frente a Santos y Veracruz.

Lo que podría preocuparle a Pedro Caixinha de estos números es que ni el equipo de Boy ni el de Tena pudieron terminar muy bien el torneo y quedaron fuera de la Liguilla.

El que dirigió el «Jefe», finalizó con la misma cantidad de victorias que derrotas, cinco, pero tuvo siete empates y por eso no pudieron avanzar.

El del «Flaco», terminó con seis reveses, seis empates y cinco victorias, lo que lo hizo terminar en un peor lugar y muchos más alejado de clasificar.

Pero en panorama no es tan sombrío para el Cruz Azul de Caixinha, pues no son el mismo grupo que el de los otros torneos, como cosa obvia, y podrían cambiar la historia, «a la tercera va la vencida».

Lee también   El "Chaco" listo para volver