¿Cuáles son las razones de la actual clasificación de los Pumas?

En unas pocas jornadas los Pumas han pasado de ser el equipo revelación del campeonato de la Liga MX a ser un equipo sin luz alguna ni gol, lo cual ha ido acompañado de resultados muy negativos, y ahora están en puestos muy bajos en la clasificación. La calidad del futbol que los identificó a finales del año 2020 parece haber desaparecido como por arte de magia.

Los de Lillini han perdido el norte que les guiaba hasta hace no mucho tiempo. Existen muchos factores que explican la situación actual del equipo, algunos de los cuales pueden resultar muy evidentes, a pesar de lo cual resulta curioso observar cómo un equipo que terminó segundo en la competición anterior ha tenido un regreso a las canchas con un rendimiento tan diferente.

El acierto goleador de los universitarios durante el torneo anterior es un factor determinante: terminaron tan solo dos goles por debajo de los primeros en la clasificación. En el actual, en 6 jornadas tan solo han marcado en tres ocasiones, lo que hace que resulte complicado sumar puntos en la clasificación. En otros cinco encuentros, simple y llanamente no hubo goles anotados en su lado del marcador.

Una de las causas que explican esta pésima racha reside en la salida del paraguayo Carlos González, que se posicionaba como líder del ataque auriazul, constituyendo con Juan Ignacio Dinenno un tándem temible para las defensas rivales. Por ello, su pérdida al marcharse a los Tigres ha sido muy difícil de compensar. Durante este Guardianes 2021, al carecer de esta pieza básica de la anterior temporada, que se prodigaba de forma habitual en el gol, se nota una mayor dificultad a la hora de anotar. Recordemos que el este jugador alcanzó los 28 goles en sus 75 partidos con los Pumas.

Las lesiones tampoco han sido indulgentes con este equipo. Saucedo y Mendoza fueron baja, pero lo que más ha acusado el equipo es la de Dinenno, con una fatal lesión en la segunda jornada del torneo. El liderazgo del delantero argentino es primordial en el equipo, ya que en el campeonato pasado consiguió la nada despreciable cantidad de 12 goles

Lee también   La Cereza del Pastel 10/09/2014


Cuando confías en una nueva hornada de jugadores, se conjugan dos factores, al igual que sucede en los pronósticos de apuestas deportivas: tu dominio de la materia y la suerte. Por el momento, perlas como Ángel García y Martín Rodríguez no han acabado de rendir al nivel esperado en la escuadra de los Pumas. A esto se suma el caso Alan Mozo, que tampoco ha ayudado a mejorar los ánimos del equipo. La filtración de imágenes del jugador, acompañadas de su notable bajada de rendimiento, hacen que el pozo en el que se mete el equipo sea más profundo cada vez. El equipo decidió sancionar al jugador a partir de la jornada 3 por su indisciplina y falta de ejemplaridad. A pesar de que la sanción ya ha terminado y de su reaparición ante el Monterrey, queda claro que su nivel de juego no está a la altura.

En los seis primeros partidos del torneo Guardianes de 2021, los Pumas sumaron 5 puntos. Solo consiguieron arañar una victoria en todos estos encuentros, lo que les reporta una clasificación en la tabla que los sitúa en la decimotercera posición. Si comparamos esto con sus estadísticas en el torneo pasado, la bajada de efectividad de su juego es muy sangrante. Hablamos de que con los mismos encuentros disputados en el torneo anterior llevaban el doble de puntos que ahora, atesoraban 0 partidos perdidos y su situación en la clasificación era envidiable comparada con la actual; se encontraban de quintos y solo les separaban 3 puntos del primero, el Cruz Azul, que estaba muy lejos de estar haciendo una mala temporada.

Es notorio que el equipo necesita un giro en su juego, así como la vuelta a un rendimiento aceptable de los jugadores que tiene en plantilla. O esto sucede pronto, o el brillo que mostraron el año pasado se convertirá en simple recuerdo de tiempos mejores. El margen de mejora, desde luego, es amplio.