Denuncian graves condiciones que padece el equipo femenino de Veracruz

Deudas y condiciones precarias para cubrir sus necesidades es parte de lo que padece la plantilla femenina de los Tiburones Rojos, quienes desde hace semanas están en la palestra por la inestabilidad en el club originada por los impagos por parte de la directiva del Veracruz.

Equipo femenino del Veracruz. Foto vía Twitter.

Las féminas no escapan de esta realidad. Las 25 jugadoras tienen estipulado un salario que apenas supera el sueldo mínimo y el cual no reciben desde hace tres meses. Los gastos corren por sus cuentas o la de sus familiares, pues varias integrantes del grupo todavía son menores de edad.

Sin embargo esto no es lo único. Varios medios digitales locales reseñaron que las carencias incluyen la ausencia de un nutricionista, preparador físico y fisioterapeuta que las atienda, no tienen agua potable para bañarse o hidratarse, tampoco zonas exclusivas para cambiarse y ni siquiera material deportivo en buenas condiciones para entrenar.

De hecho, hasta el propio capitán del equipo masculino, Carlos Salcido, se ha pronunciado al respecto expresando en sus declaraciones del pasado 18 de octubre que el estado del femenil es incluso más preocupante que del primer equipo que él lidera, avisando además que el grupo de categorías juveniles también experimenta situaciones similares.

Por los momentos no se tienen registros de reclamos formales ante las instituciones responsables de velar por sus derechos por “miedo” y “estarían mintiendo aunque la institución está muy mal” para evitar represalias en su contra, dijo una fuente anónima a los portales que se hicieron eco de la información.

Lee también   Este será el nuevo balón para el mes contra el cáncer