Pumas finaliza un decepcionante torneo en 17mo. lugar

Uno de los mayores fracasos del Clasura 2017, sin duda, fue el de los Pumas. El conjunto universitario, que venía de clasificar a la liguilla el torneo anterior, finalizó en el penúltimo lugar de la Liga MX con sólo 18 puntos y 30 goles recibidos para ser la peor defensa del campeonato, derivando, por el momento, en las salidas de referentes como Darío Verón y Alejandro Palacios.

Universidad Nacional dejó ir para este torneo a jugadores que en algún momento llegaron a afianzarse en sus posiciones como Luis Fuentes, Marcelo Alatorre, Eduardo Herrera o Fidel Martínez, y en cambio regresar del Ascenso a los defensas Alan Mendoza y Erik Vera, además de reforzar el ataque con los chilenos Bryan Rabello y Nicolás Castillo, éste último que venía de ser bicampeón de goleo con la Universidad Católica.

El cuadro que dirige Paco Palencia sacó 10 puntos en sus primeros 5 juegos con Castillo anotando un par de ocasiones y todo parecía que venía en buen rumbo, pero para la mala fortuna del «Gatillero», el equipo apenas consiguió uno en sus siguientes y encajó 9 anotaciones (2-0 vs. Monterrey, 3-3 vs. Tijuana y 4-3 vs. Querétaro). A esto se suma la dolorsa eliminación en Concachampions a manos de Tigres. La debacle terminó por gestarse a partir la jornada 12 ante Toluca. Desde aquel partido hasta el final del certamen, Pumas perdió 5 juegos y sólo empató con el Atlas, único rival al que le pudieron convertir. En ese lapso los felinos recibieron dos veces un 4-0 a manos de Tigres y Monarcas.

Entre los varios factores que provocaron los resultados está la dependencia de un delatero letál como lo es Nicolás Castillo. Pumas consiguió 10 de sus 18 puntos con el chileno marcando, pero una lesión en el pié y otro par de suspensiones marginaron al sudamericano de poder ayudar a su club y colocarse como el máximo romperredes de la Liga; la profundidad que perdió Pumas por la rotura de ligamentos que sufrió Pablo Barrera en el duelo contra los Diablos mermó el accionar de la delantera que Matías Britos comandó en la mayoría del tiempo; el medio campo felino resintió la enorme baja de nivel de Abraham González y Javier Cortés; pero sobre todo, una defensa cada vez más lenta combinada de veteranos y elementos con poca experiencia en Primera División.

Lee también   La selección mexicana presentó su nueva playera

Con la obligación de cubrir las bajas en un plantel de por sí muy corto, Paco Palencia tendrá que recurrir a jugadores de cantera. Tanto el «Gatillero» como Rodrigo Ares de Parga, presidente del Patronato del Club Universidad, saben que para el próximo torneo tedrán cero margen de error en un proyecto que cada día tiene menos credibilidad entre la afición