peor jugador de la semana
Édgar Hernández se comió el gol de Juninho el sábado pasado.

El fin de semana pasado se celebró en México la Jornada 15 del Apertura 2014, la cual fue de auténtica pesadilla, pues en 9 partidos sólo se marcaron 13 goles, 4 de los cuales cayeron en el juego de León, así que ustedes dirán qué sería de nuestra Liga sin el futuro Tricampeón.

Si bien es cierto 17 de los 18 equipos y hasta los árbitros merecerían ser elegidos como los peores de la jornada, el honor coresponde a Édgar Hernández, guardameta de los Gallos Blancos del Querétaro, quien contribuyó groseramente en el gol del brasileño Juninho, con el que los Tigres sacaron los 3 puntos del Volcán.

La jugada en cuestión se dio en un cobro de tiro libre, el cual fue ejecutado por el sudamericano al poste de Hernández, quien puso tanta gente en la barrera que ya cuando quiso reaccionar era demasiado tarde, pues el balón acabó al fondo de las redes.

Aunque el guardameta, fiel al estilo de Oswaldo Sánchez, buscó a quién echarle la culpa, la repetición de la jugada demuestra que nadie se la desvió, aunque puede argumentar que 3 de sus compañeros le hicieron mosca en sus intentos de tapar el disparo de Juninho, pero no hay justificación que valga. El ex de Jaguares se lo comió todito.

Por haberle regalado los 3 puntos a Tigres, por haber hecho que Ronaldinho perdiera un partido  más con los Gallos, por dejar al Querétaro al borde de la eliminación, por entrarle al balón como niño de 5 años que apenas está aprendiendo a porterear y por tomar actitudes al puro estilo de Oswaldo, por eso y más es que Édgar Hernández es el Homo Erectus de la semana.

Lee también   ¡Muy gallos!

¿Estás de acuerdo con nuestra elección del peor jugador de la semana?